¿Por qué a algunos sectores les sigue costando el modelo Multicloud?

multicloud nube

Según algunos estudios, sectores como el retail o la banca están siendo de los más rezagados a la hora de adoptar el modelo Multicloud. Veamos en qué consiste y por qué puede estar ocurriendo esto.

La gran mayoría de las compañías ya cuentan, en mayor o menor medida, con una estrategia Multicloud. Sin embargo, siempre es importante recordar algunas cuestiones importantes y ver por qué todavía hay algunas que no están aprovechando al máximo de este modelo, ya no tan nuevo.

¿Qué es el Multicloud?

El término Multicloud se refiere al uso de múltiples servicios en la nube, normalmente de proveedores diferentes, en una sola estructura. Eso sí, podríamos hablar tanto de nubes públicas como privadas.

La estrategia Multinube se ha vuelto imprescindible para aquellas organizaciones que trabajan con datos sensibles y necesitan gestionarlos por separado y así cumplir con determinados requisitos de seguridad y estándares de calidad. No obstante, gracias a sus grandes beneficios muchas compañías lo están adoptando, gestionen datos críticos o no.

Diferencias entre Multicloud y nube híbrida

Aunque pueden llegar a confundirse, el Multicloud y la nube híbrida no son lo mismo. El Multicloud hace uso de distintas nubes públicas y, en ocasiones también privadas, en paralelo. Mientras que la nube híbrida combina nube pública y privada. Por tanto, la nube híbrida puede formar parte de una infraestructura Multicloud.

Relación entre Multicloud y backup

Un caso muy habitual de uso de soluciones Multicloud es el de disponer de una segunda ubicación para los backups realizados de la información contenida en una nube pública en otra nube pública de proveedores diferentes.

De tal forma que se disminuyen las probabilidades de que pueda ocurrir una pérdida de datos en nuestra empresa. Además, nos permite cumplir con los requisitos de muchos estándares de calidad, y puede ayudarnos a disminuir la dependencia de las empresas del proveedor principal de Cloud y facilitar su migración a otra nube.

Beneficios de los entornos Multicloud

No todas las nubes ofrecen las mismas ventajas. De ahí la importancia de dicha estrategia. Con Multicloud puedes elegir lo mejor de cada una.

La estrategia Multicloud, bien diseñada e implementada, puede aportar multitud de beneficios al posibilitar la combinación de servicios en la nube de diferentes proveedores.

Una estrategia adecuada de Multicloud nos ayudará a optimizar esfuerzos, recursos, costes y alinearnos con las políticas de seguridad y estándares de calidad.

Ubicar los diferentes componentes de nuestra arquitectura en el servicio que mejor encaje en relación con baremos como lo siguientes, nos permitirá alcanzar nuestros objetivos:

  • La criticidad
  • El rendimiento
  • El modelo de coste del servicio
  • La ubicación "física"
  • Los niveles de servicio
  • Los requerimientos de seguridad
  • La necesidad de servicio gestionado
  • La flexibilidad para servicios personalizados

Principales barreras: ¿Por qué a algunos sectores les está costando adoptar Multicloud?

Cabe reconocer que, aunque se está popularizando en el grueso de las compañías, todavía existen organizaciones reticentes a optar por el modelo Multicloud, como el rector retail o banca.

Esto se debe a que algunas organizaciones perciben como barreras cuestiones como:

  • El precio y/o el control de costes
  • La complejidad de gestión y la a posible escasez interna de competencias
  • La falta de seguridad

Sin embargo, son aspectos que varían totalmente de un proveedor a otro. Ya que existen en el mercado opciones a medida con precios ajustados y costes claros, que facilitan la implementación (muchas veces acompañada de consultoría especializada).

El mito de la inseguridad en el Multicloud

En cuanto a la seguridad, el Multicloud es seguro siempre que contemos con la ayuda de profesionales especializados y/o sigamos una serie de técnicas, diseño y soluciones para “asegurar la seguridad”, como lo son, por ejemplo:

  • Usar políticas de seguridad adecuadas
  • Sincronizar configuraciones
  • Automatizar tareas
  • Monitorizar desde una sola ubicación

Lo que está claro es que la seguridad debe ser desde el diseño, integrada y coherente con la estrategia e infraestructura de la organización. No podemos jugárnosla con la ciberseguridad.

De manera que es imprescindible que tengamos:

  • Total visibilidad y control de nuestras infraestructuras y servicios contratados.
  • Copias de seguridad de nuestra información independientemente de donde esté almacenada y, a poder ser, en una ubicación diferente.

Cómo elegir el Multicloud correcto

Como de costumbre, es muy importante que, antes de tomar decisiones de tal envergadura, las organizaciones examinemos y evaluemos las opciones disponibles en el mercado y comparemos –como mínimo–:

  • El modelo de costes (mes a mes)
  • La fiabilidad del proveedor (imprescindible para la seguridad durante la migración y
  • la calidad del servicio posterior)
  • Los partners con los que cuenta
  • La oferta de servicios gestionados que ofrecen
  • Los niveles de servicio y sus políticas de seguridad
  • Las herramientas de gestión y monitorización que se ponen a disposición de cliente
  • Las políticas de entrada y salida de los servicios

En la mayoría de los casos, la combinación de distintos servicios distribuidos en diferentes proveedores será la combinación óptima.

No obstante, siempre deberemos asegurarnos de que disponemos de la capacidad para gestionar los diferentes Cloud y/o de una herramienta de gestión desde una única consola.