miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Pregúntate a ti mismo ¿si cuido mi piel sensible correctamente?

una mujer mirándose en el espejo con una toalla de ducha

Picazón, enrojecimiento, ardor, ¿sufras estas sensaciones? Entonces, ya sabes que tu piel es sensible. ¿Estás seguro de que la tratas de manera correcta? Vamos a analizar los errores básicos en este artículo.

¿Por qué es así?

Es lo que te estás preguntando al ver las mejillas enrojecidas en el espejo. ¿Puedo solucionarlo de alguna manera? – es lo que piensas rascando la cara. Los dermatólogos te responderían así: el tipo de piel es hereditario. No lo puedes cambiar. La capa córnea de tu epidermis es demasiado delgada y no puede defenderse de los irritantes externos. Pero la buena noticia es que se puede reducir la irritación y proteger la dermis si se cuida adecuadamente.

Errores importantes: trata de corregirlos y no repetir

Descuido de limpieza

Tratas no dañar la piel evitando el frotamiento y lavado innecesario. De hecho, la piel sensible necesita una limpieza regular, igual que cualquiera. Pero los limpiadores deben tener una textura especial: suave y cremosa. Las marcas seguras fabrican productos especializados para la epidermis sensible https://makeup.es/brand/24165/. Busca líneas de limpieza libres de sulfatos. No usa jabón. Si es posible, lávate la cara con agua blanda a temperatura ambiente. Utiliza agua micelar o una loción que no requiere el enjuague.

Cosmética casera

Crees que todo lo natural es lo mejor y elaboras tus propios cosméticos de ingredientes de la cocina. Corres un gran riesgo: la próxima receta de una mascarilla frutal puede provocar una reacción impredecible. Tu rostro sensible definitivamente no es un campo para los experimentos. Es más seguro emplear cosmética hipoalergénica de fabricantes confiables, indicada como "para pieles sensibles".

Fórmulas de fragancias

Los productos faciales suelen tener un aroma agradable. Pero, lamentablemente, están contraindicados para pieles sensibles. Las fragancias sintéticas son el alérgeno más peligroso. Presta atención a las fórmulas sin olor cuando compras cosméticos en la tienda online makeup.es.

Bronceado

Los rayos ultravioleta son dañinos para todos sin excepción, y aún más para tu piel. El bronceado no es la mejor opción para ti. Tu variante perfecta es utilizar composiciones protectoras con filtros UV independientemente de la temporada. Incluso si está nublado afuera. ¡Incluso si solo sales al balcón!

Temperaturas de contraste

Por supuesto, no puedes controlar el clima exterior ni evitar cambios estacionales. Pero, por ejemplo, un acondicionador de aire doméstico está completamente bajo tu control. No pongas una temperatura muy diferente a la del exterior (por cierto, esto es dañino no solo para la piel sensible, sino para el organismo en general).

Envases inseguros 

Muchas no piensan en ellos. ¡En vano! Los tubos y frascos equipados con dispensadores, cucharas medidoras y aplicadores deben estar siempre en tu hogar. No sacas los productos de dichos vasos con los dedos, lo que significa que no introduces microbios en ellos.

Poca higiene de los artilugios

¿Cuántas veces al día hablas por tu móvil? ¿Y cuántas veces lo limpias con un desinfectante? La pantalla “comparte generosamente” las bacterias y virus dañinos con tu mejilla. Aunque solamente sea polvo y suciedad, la piel sensible puede reaccionar con ardor y erupciones. ¡Finalmente, deja de tocarte la cara todo el tiempo! (por cierto, ¿te lavas las manos? Aunque, este es un tema para un artículo aparte).

No es tan difícil seguir las reglas mencionadas. Es mucho más difícil sufrir graves reacciones cutáneas si estas mismas reglas se ignoran.

Pregúntate a ti mismo ¿si cuido mi piel sensible correctamente?