Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Qué potencia debe tener un radiador eléctrico para calentar correctamente

casa invierno
casa invierno

Los expertos estiman que para una habitación o una superficie de 10 metros cuadrados el radiador debe tener, como mínimo, una potencia de 800 W

Las temperaturas empiezan a bajar. Cada día amanece con unos pocos grados menos en el termómetro. El inminente cambio de horario y la cada vez más próxima llegada del invierno nos avisa de que el frío va a tardar poco en implantarse entre nosotros. Por ello, es hora de ir pensando con tiempo cómo calentarnos en casa de un modo correcto y gastando lo menos posible, ya que la factura eléctrica no ha dejado de crecer desde los últimos 24 meses.

A la hora de elegir un sistema de calefacción en casa podemos escoger entre diferentes opciones. Instalar un sistema split que disponga de calor o instalar un sistema calefacción central son opciones válidas. Sin embargo, embarcarse en una decisión de estas características requiere un importante desembolso económico. Para solventar el problema del frío existen opciones más económicas. Y la mejor posible consiste en adquirir un radiador eléctrico de bajo consumo.

El mercado ofrece en la actualidad una gran variedad de modelos y marcas de radiadores eléctricos. Unos mejores y otros peores. Sin embargo, a la hora de optar por unos u otros hay que seguir una serie de pautas para no equivocarnos en la elección, ya que una mala decisión nos puede salir muy cara. Por ello, lo primero que debemos tener en cuenta es comprar un radiador eléctrico que sea eficiente y que tenga el menor consumo eléctrico posible.

Para hacerte una idea de las posibilidades que existen en la actualidad puedes ver esta esta comparativa de radiadores eléctricos de bajo consumo. En esta web puedes leer una serie de consejos, recomendaciones y análisis de diferentes radiadores en función de su consumo eléctrico y su utilidad. Aquí, sin embargo, vamos a enfocar el artículo en otros puntos igual de importantes para el comprador. Para quedar completamente satisfechos.

En primer lugar, una de las preguntas que hay que hacerse de forma obligatoria antes de adquirir un radiador eléctrico es aquella que nos haga plantearnos cuál es la potencia mínima que necesitamos para calentar nuestra vivienda o el espacio que queramos calentar con su utilización.

Y es que no es lo mismo calentar una habitación de 6 metros cuadrados que un espacio de 20 metros cuadrados. Aunque pueda parecer una obviedad, son muchas las personas que no prestan atención a la potencia y adquieren un radiador con una potencia menor de la necesaria y no logran calentar el habitáculo como les gustaría. Al final, un dinero perdido.

Para hacer este cálculo, los expertos explican que para calentar un metro cuadrado es necesario, como mínimo, unos 80W. A estos vatios hay que sumar, con posterioridad, otro 30% para asegurarnos de que vamos a lograr el confort adecuado con el calor generador por el radiador eléctrico.

De este modo y para un espacio medio de 10 metros cuadrados, que suele ser el tamaño medio de una de las habitaciones de una vivienda construida en los últimos 10 años, la potencia mínima necesaria para lograr caldear la habitación sería de unos 800 vatios. Adquirir un radiador con menos potencia no permitiría lograr el objetivo de mantener caliente el espacio de un modo eficaz.

Aspecto importante: que sean programables

Otro aspecto importante a la hora de elegir un radiador eléctrico es que tengan la opción de programarse o que, al menos, tengan la posibilidad de que se desactiven automáticamente pasado un número de horas determinado o cuando detecte que la temperatura de la habitación sea muy elevado. Los últimos aparatos del mercado suelen tener esta última opción, ya que da una mayor seguridad a los usuarios de la vivienda y del mismo calentador.

Una vez que tenemos estas premisas claras, hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de radiadores eléctricos. Así, nos encontramos con la opción de comprar los calefactores, los radiadores eléctricos de aceite y los radiadores de cuarzo. Todos tienen sus ventajas e inconvenientes en función del uso que le queramos dar.

Así, entre las ventajas de los calefactores destaca que son aparatos pequeños que calientan muy rápido y suelen tener bastante potencia. Son ideales para ser usados en habitaciones pequeñas. Por su lado, los radiadores de aceite, que funcionan con electricidad, tienen la ventaja de que mantienen el calor durante más tiempo en la estancia que los calefactores.

Por último, los radiadores de cuarzo son útiles para habitaciones muy pequeñas y, al igual que los de aceite, siguen calentando la habitación durante mucho tiempo después de apagarse. Tienen una eficiencia del 50% durante la segunda hora después de ser apagados.

Qué potencia debe tener un radiador eléctrico para calentar...
Comentarios