Nada mejor que un préstamo personal online: rápido, fácil y sin dar explicaciones

Los gastos imprevistos están presentes prácticamente en la vida de todos y hay muchas personas que al momento de ocurrir no tienen la liquidez para afrontarlos con la urgencia necesaria. Para estos casos son ideales los préstamos personales online, que se obtienen de manera rápida y fácil, sin tener que salir de casa.
dinero billetes préstamo

Durante los últimos años, el sector de los préstamos online ha venido creciendo sostenidamente, llegando a su punto máximo durante la pandemia, no solo por la necesidad económica de muchas familias, sino por el hecho de poder tramitarlos rápida y fácilmente, sin salir de casa.

Entre todos los tipos de productos que existen en el ámbito de la financiación, uno de los más solicitados es el préstamo personal, el cual tiene como finalidad que la persona obtenga determinada cantidad de dinero con el compromiso de devolverlo en el plazo fijado, con los intereses que se hayan acordado.

Se habla de créditos personales, ya que por lo general este tipo de préstamos se asocian con las compras personales. Están relacionados con los créditos de consumo, de hecho, hay quienes utilizan ambas denominaciones como sinónimo.

Por lo general, los préstamos personales se solicitan para hacer un viaje, comprar un coche, hacer reformas en la casa o un gasto imprevisto, como puede ser una urgencia de salud, averías del coche o problemas domésticos repentinos. 

También se solicitan con frecuencia para cursar una especialización profesional, hacer una inversión relacionada con un emprendimiento o comprar algún artículo, por ejemplo electrónico, que haya sido puesto en oferta y no se quiere desaprovechar.

¿Cómo obtener las mejores condiciones para un préstamo?

Al ser un sector en franco crecimiento, existe una gran diversidad de entidades financieras online que se han consolidado y afianzado en este competitivo mercado. Una de las más reconocidas es Bondora, una entidad financiera que se ha ganado una alta reputación y así lo reflejan sus cifras actualmente. 

Bondora fue fundada en 2009 y concede préstamos en tres países: España, Estonia y Finlandia. Sin duda, una de las principales razones por las que esta agencia se ha convertido en una de las predilectas, es por las flexibles y ventajosas condiciones que ofrece al obtener un préstamo personal de Bondora, que realmente son las características que siempre se deben buscar al momento de solicitar un crédito personal.

Cada vez más personas solicitan los préstamos personales de Bondora, ya que se solicitan completamente por internet, no hay que ir a ninguna oficina, ni una sola vez. El usuario no tiene ni que moverse del sofá para hacer el trámite, incluso, lo puede realizar desde su teléfono móvil, sin ningún tipo de complicación. 

Otra de las razones por las que Bondora se ha convertido en referencia, es por la rapidez con la que se realiza el trámite y su aprobación. Este proceso no tiene nada que ver con la entrega de un montón de papeles, y largas esperas de días y hasta semanas. Tan solo bastan 10 minutos para rellenar el formulario de solicitud y en pocos minutos la agencia dará la respuesta.

Algunas agencias de financiación piden referencias sobre el uso que se le dará al dinero. Por ejemplo, si es un préstamo para un coche, piden hasta la conocida factura proforma, que es la que identifica el vehículo que se va a comprar. En el caso de esta agencia financiera online, no se solicitan explicaciones relacionadas con el destino que se le dará al dinero, así como tampoco se piden garantías ni avales.

¿En qué plazo de tiempo se debe devolver un préstamo personal online? 

Una característica que también convierten en muy beneficiosos los préstamos rápidos online, es la flexibilidad para devolver el dinero, con plazos que son determinados por el mismo usuario, es decir, son plazos mensuales flexibles, ajustados a las necesidades y posibilidades de los solicitantes.

Sin duda, esto es muy ventajoso, ya que primero se analiza la situación de la economía propia personal o del grupo familiar, para después determinar tanto la cantidad del dinero que se va a solicitar, que generalmente puede ser de entre 500 hasta 10.000 euros, como el tiempo en el que se puede devolver, el cual puede variar entre tres meses y cinco años, como tiempo máximo.

En las páginas de las agencias financieras online, como es el caso de Bondora, hay un simulador en el que se coloca la cantidad que se requiere y el plazo para pagar. El resultado es el importe mensual que incluye los intereses, más fácil imposible. 

Una vez se ha obtenido el préstamo, el dinero se devuelve a través de cuotas mensuales, siguiendo el calendario establecido por el usuario. Es responsabilidad del prestatario cumplir con los pagos mediante transferencias directas a la cuenta de Bondora en la fecha estipulada. Con el objetivo de que el usuario no olvide hacer el depósito, este recibirá recordatorios vía correo electrónico.

Puede pasar que en algún momento un prestatario se vea imposibilitado para pagar algunas cuotas, por imprevistos que se pueden presentar, como por ejemplo, la pérdida del empleo. Para estos casos, existe la posibilidad de pedir un periodo de gracia.

También puede ocurrir que la persona, repentinamente, experimente una disminución de sus ingresos. En este sentido, existe la opción de cambiar el calendario de pagos, ampliando el tiempo de vencimiento del préstamo, así como el importe que se debe pagar en cada cuota y, de ser necesario, extender la fecha de pago.

Facilidades, principal ventaja

Entre todas las ventajas de obtener un préstamo personal vía online está su facilidad. Los pasos para tramitarlos son sumamente sencillos. 

En primer lugar se debe presentar la solicitud y lo siguiente es seleccionar una oferta de préstamo adecuada. El paso posterior es identificarse, firmar el contrato y esperar que el dinero sea depositado en la cuenta.

Es importante señalar que, a pesar de la rapidez y sencillez del procedimiento, los préstamos hay que pagarlos, son una responsabilidad. Antes de asumir el compromiso, hay que analizar bien, de tal manera que se puedan cumplir con las obligaciones adquiridas.