Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Lean Manufacturing, el mejor método para optimizar los sistemas de producción

Lean Manufacturing Methodology
Lean Manufacturing Methodology

Esta metodología elimina las actividades que no aportan valor al proceso productivo.

Si tienes una empresa y deseas ser más competitivo y aportar valor al cliente, seguramente te interesará conocer la metodología Lean Manufacturing, un sistema que ha demostrado su eficacia en aumentar la calidad, productividad y ventas de muchas compañías, además de reducir costes.

¿Qué es Lean Manufacturing? Este nombre anglosajón hace referencia a una técnica diseñada para mejorar los sistemas de producción de las empresas, convirtiéndolas en organizaciones mucho más eficaces y exitosas. Esta estrategia ha sido ya utilizada en fábricas de todos los sectores económicos a lo largo del planeta y con muy buenos resultados.

El Lean Manufacturing se basa en suprimir o reducir todas las actividades que no aportan nada al cliente o no suponen ningún avance en el sistema de producción. La estrategia empleada en el Lean Manufacturing identifica estas actividades, que denomina “despilfarros”, mejorando la calidad de los productos y disminuyendo tanto costes como tiempos de producción.

¿Cuáles son los principios que rigen el mejor Lean Manufacturing?

Existen una serie de principios básicos que determinan la implementación por parte de todos los empleados y directivos de una empresa del mejor Lean Manufacturing:

  • Hacerlo bien a la primera.  Esto es básico para ahorrar costes y tiempo. Es posible con la detección y solución temprana de los problemas que afectan al sistema productivo.
  • Mejora continua.  Con ello se consigue tanto aumentar la productividad como reducir costes.
  • Flexibilidad.  Implica la capacidad de poder fabricar diferentes artículos en distintas cantidades a demanda.
  • La importancia de los proveedores.  Los proveedores desempeñan un rol fundamental en la cadena de producción y tener una relación a largo plazo con ellos, en la que su implicación con la empresa sea cada vez mayor, es un activo muy relevante.
  • Disminuir costes.  El despilfarro se evita suprimiendo las actividades que no agregan valor al producto.
  • “Pull”.  Los procesos “pull” hacen referencia a que las cantidades a producir han de ajustarse a la demanda existente. Con ello se evita la sobreproducción y gastos innecesarios.

Beneficios contrastados de la metodología Lean Manufacturing

Aplicando los principios anteriores de forma correcta y colaborando todos los integrantes de la cadena de producción en el proceso, el Lean Manufacturing puede ofrecer muchos beneficios. Estas ventajas para la empresa se resumen en un aumento de la productividad, calidad, ventas y ganancias económicas, así como un claro incremento del valor total de la empresa.

Además, un Lean Manufacturing bien ejecutado sirve también para reducir inventario, rebajar el tiempo de los plazos de entrega de los productos y disminuir los costes de producción.

Qué no es Lean Manufacturing

Aunque cada vez es mayor el número de empresas que ponen en marcha técnicas de Lean Manufacturing también hay otras compañías que no solo no se atreven a implementar este método sino que llevan a cabo prácticas completamente contrarias y que son muy perjudiciales para el sistema de producción. Entre estas prácticas dañinas las más comunes son:

  • Reuniones inacabables que no aportan nada.  Es típico de las organizaciones más ineficaces organizar reuniones por departamentos o globales que no aportan ningún valor y que se alargan en el tiempo sin sentido. Son reuniones completamente improductivas que las organizaciones eficientes erradican.
  • Seguir tendencias sin objetivo alguno.  Otra práctica frecuente de compañías ineficientes es la de seguir tendencias de moda sin un objetivo claro, que no representan ninguna mejora.
  • Aplicar sólo algún principio del Lean Manufacturing.  Tratar de aplicar sólo algún principio del Lean Manufacturing sin conexión ni integración con otros tampoco lleva a ninguna parte. Debe existir una coordinación y objetivos claros y saber cómo llegar a ellos.
  • Optar solo por la estandarización.  Esto tampoco es un método de Lean Manufacturing pues la creatividad nunca se debe estrangular ni eliminar. Esta creatividad es un componente importante para el éxito.
  • Despedir y reducir puestos de trabajo.  Despedir a personal y reducir puestos de trabajo no forma para nada parte de la filosofía del Lean Manufacturing. En esta metodología la reducción de gastos se obtiene por otras vías mucho más positivas. De hecho, un Lean Manufacturing bien aplicado puede implicar la necesidad de un aumento del personal.

Curso de Lean Manufacturing on line

Para directivos, propietarios de empresas, gerentes, jefes de área o trabajadores interesados en profundizar en el conocimiento del Manufacturing on line y en cómo aplicarlo de forma práctica en su trabajo existen cursos on line. Estos cursos enseñan al profesional a optimizar procesos productivos y aportar valor a las empresas.

El curso de Lean Manufacturing on line que recomiendan los expertos de la web LeanManufacturing10.com es uno de los más prestigiosos y proporciona título universitario expedido por la Universidad Católica de Ávila, facilitando, además, acceso a prácticas en empresa y la inscripción en una bolsa de empleo interna.

 

Lean Manufacturing, el mejor método para optimizar los sistemas de...
Comentarios