Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Internet, el nuevo caballo de batalla para las PYMES

Internet PYMES
Internet PYMES

Abrazar los entornos digitales se ha convertido en más que una tendencia, una obligación para las pequeñas y medianas empresas.

Los últimos datos estadísticos lo dejan meridianamente claro. De todo el tejido empresarial español, solo el 0,12% del total son grandes empresas. El 99,88% restante cuenta con menos de 250 empleados o, lo que es lo mismo, está conformado por lo que se conocen como PYMES.

Las Pequeñas Y Medianas Empresas son las que dan vida y mueven la mayoría del empleo en nuestro país, como también son las que mejor abanderan los cambios que están sucediendo dentro del ámbito de la tecnología y la sociedad. Solo hay que echar un vistazo a negocios como este de venta de muebles de acero inoxidable para ver que hay un cambio de mentalidad y de formas de actuar.

Abrazar los entornos digitales para llevar a cabo parte o la totalidad de un negocio es una tendencia que está ganando peso entre las compañías. Internet, sobre todo, se está convirtiendo en el nuevo y gran aliado de ellas. Su potencial para extender la marca, para captar a nuevos clientes y para incluso automatizar procedimientos es algo que no pasan por alto, y de lo que se nutren para mejorar su rentabilidad, para crecer y, por supuesto, seguir evolucionando.

Algunos lo aprovechan para abrir otra vía con la que extender el radio de acción de su compañía. Por ejemplo, este renting de furgonetas para empresas, si bien posee una sede desde la que opera con total normalidad y siguiendo las guías más tradicionales, también ofrece sus servicios a través de la red de redes. En su caso, ofrece el alquiler de todo tipo de vehículos orientados a los sectores profesionales.

Comodidades, automatización, fácil gestión y, por supuesto, un mayor espectro de consumidores son lo que alentan a lanzarse al océano digital. Unos lo hacen así, como una extensión del núcleo de su empresa; pero hay otros que funcionan única y exclusivamente en un entorno digital. Sea tanto a través de la compra y la venta, como tantísimas tiendas online, como a través de la preparación y difusión de todo tipo de contenidos, como bien ilustra la web donde se alojan estas comparativas de modelos ciclónicos de aspiradores.

Internet y las PYMES, los beneficios

Aunque se ha hecho ya bastante hincapié en ello, el principal beneficio de internet en cualquier empresa, pequeña o mediana, es el potencial casi ilimitado para llegar a cualquier tipo de usuario. Las posibilidades de este medio para difundir información son algo inconmensurable, lo que facilita al extremo extender la imagen y los servicios de un negocio para captar la atención de posibles consumidores.

Para los usuarios también supone una ventaja. Cuando necesitan algún servicio en concreto o comprar un producto, incluso si lo que buscan es, por ejemplo, hacerse con alguno de los mejores drones del mercado; solo tienen que coger un teléfono móvil, abrir un navegador y comenzar a buscar en la red. En poco tiempo se topan con cientos, sino miles, de resultados con datos, precios, comparativas y todo lo que necesiten saber.

Siguiendo con esto, otra de las ventajas para las PYMES, esta vez a nivel interno, es la comunicación. A diferencia de antaño, contactar con un miembro de la compañía en caso de contar con varias sedes repartidas por el país, como transmitir algún tipo de documento en caso de ser necesario, es algo que puede hacerse de forma instantánea. Un mail, un simple mensaje pone remedio a esto en apenas tiempo.

Internet y las PYMES, las desventajas

Hay muchísimos más beneficios que la red aporta a las empresas medianas y pequeñas, pero también trae consigo alguna serie de desventajas, o más bien esfuerzos, en los que tienen que volcar recursos. El primero y más señalable es, sin duda, el posicionamiento en internet.

Además de en montar un portal web bien diseñado, preparado y con un mantenimiento adecuado, la compañía también ha de hacer lo posible por sobresalir por encima de la competencia cuando los usuarios busquen algo relacionado con la temática en la que se especializan. El público al que se puede acceder es mayor, pero también lo es la competencia.

También, y aunque la informática ya es algo inherente a cualquier empresa, la inversión en sistemas informáticos debe ser mayor, sobre todo si se trata de una que trabaje única y exclusivamente en el entorno digital. Mantenimientos, reparaciones y todo lo que estos dispositivos conllevan cobran más peso todavía si el trabajo en la red es el epicentro de un negocio.

Pinceladas superficiales de una unión que ya lleva un tiempo forjándose y que pronto pasará a ser una entidad inseparable. A pesar de haber pros y contras, la balanza se declina más que favorablemente hacia el lado positivo, haciendo que, desde ya, cualquier PYMES no conciba funcionar sin tener a su lado a Internet.

Internet, el nuevo caballo de batalla para las PYMES
Comentarios