Cómo hacer que tu boda sea un evento muy especial

Boda

Tanto los lucenses como los gallegos en general se caracterizan por profesarles un gran y profundo amor a sus respectivas parejas, por lo que no es de extrañar que anualmente en el noroeste de España tengan lugar tal cantidad de bodas. Si tú también te casarás próximamente y quieres que el día sea inolvidable en todos los sentidos no dudes en poner en práctica las recomendaciones que leerás a continuación.

Aprende de las experiencias vividas por otros recién casados

Ciertamente al planificar una boda son innumerables los factores que tanto el novio como la novia han de tener en cuenta, lo cual puede acabar dando pie a errores que se traduzcan en un evento matrimonial que diste de ser el soñado por ambas partes. Este tipo de contratiempos en muchas ocasiones son desconocidos hasta que se produce el tan esperado acto.

Es por ello que resulta altamente recomendable el hecho de contactar con otras parejas que se hayan casado con tal de que te cuenten con pelos y señales cómo fue su respectiva ceremonia. Si en tu círculo de amigos y/o conocidos en general no se encuentra ningún sujeto que haya sido protagonista de un enlace matrimonial reciente puedes optar por entrar en el Terra Chat para hablar a distancia con cualquier casado, el cual se mostrará encantado de ayudarte resolviendo todas las dudas que puedas tener.

De esta manera tendrás la capacidad de anticiparte a los clásicos contratiempos de mayor o menor trascendencia que pueden producirse en un casamiento, evitándolos por completo para que todo salga bien y disfrutes junto a tu ser amado de una vivencia inmejorable.

No hagas que los invitados queden relegados a un segundo plano

El evento especial es aquel que es recordado con una sonrisa de oreja a oreja no solamente por la pareja en cuestión, sino también por todos y cada uno de los individuos que asisten a él. Así pues, si familiares, amigos o conocidos en general no quedan satisfechos con la experiencia vivida el recuerdo presente en tu memoria no será del todo positivo.

Para evitar que ello suceda es esencial otorgarles el protagonismo que también merecen, consiguiendo que se sientan parte del acto. Una buena idea consiste en organizar un photocall por el que pasen absolutamente todos los invitados, realizando inmortalizaciones que posteriormente pueden ser modificadas con un editor de fotos para iPhone con tal de añadir marcos, retocar los inevitables ojos rojos producidos por el flash y efectuar otros cambios visuales.

La planificación es clave para convertir la boda en un evento inmejorable

Pretender que un enlace matrimonial sea cien por cien especial, íntimo y personalizado sin llevar a cabo la oportuna planificación es del todo inviable. Algunas parejas cometen el error de comenzar con este proceso de preparación con poco margen de reacción sin tener en cuenta los imprevistos que pueden afectar seriamente al planning previsto en un primer momento.

Así pues, conviene empezar con los preparativos mucho antes de que dé comienzo la boda. La cifra mínima ronda los ocho meses según afirman wedding planners que llevan organizando casamientos desde hace años, aunque también indican que cuánto más amplio sea el margen mayores probabilidades existen de que el resultado sea óptimo.

Como es menester las invitaciones forman parte de la planificación. Dichos elementos tienen mucha importancia en toda ceremonia matrimonial que se precie. Para que las mismas sean especiales es fundamental personalizarlas, disponiendo de sellos de boda con los que les darás un toque único sin que te provoque el más mínimo tedio el hecho de añadir en infinidad de papeles tanto el nombre de los futuros casados como la fecha en la que tendrá lugar el esperado enlace.

Adicionalmente deberás tener en cuenta una serie de características relacionadas con el lugar en el que se celebrará el evento nupcial, especialmente aquella que hace referencia a la posibilidad de solicitar un servicio de transporte tanto propio como ajeno al recinto con el que se efectúen los posteriores desplazamientos, dando pie a que los asistentes ingieran las bebidas alcohólicas que deseen sin verse obligados a conducir tras la culminación de la ceremonia.

Pero ninguna boda sería especial en el sentido más estricto de la palabra sin una posterior Luna de Miel por todo lo alto. La misma también debe ser planificada con mucha antelación accediendo a un portal de viajes y eligiendo no solamente el destino que congenie con los gustos de ambos miembros de la pareja, sino también las actividades que se realizarán.


Entre las diversas ubicaciones seleccionables Malta poco a poco va adquiriendo una mayor popularidad entre los recién casados debido tanto a la belleza que destilan sus impresionantes parajes como al buen ambiente que se da cita en la zona, la cual año tras año aglutina a una mayor cantidad de recién casados que desean pasárselo en grande en compañía del ser al que tanto aman.