Lunes. 24.06.2019 |
El tiempo
Lunes. 24.06.2019
El tiempo

Expertos en desatascar problemas

Son muchas las causas por las que una tubería puede corromperse físicamente

¿Tiene problemas con la limpieza o el mantenimiento de fosas sépticas? ¿Sabe de algún pozo negro que necesite un ineludible procedimiento de vaciado? ¿Las arquetas necesitan ser urgentemente desatascadas con aire a presión? Estas empresas de desatrancos urgentes son, sin lugar a dudas, la solución que estaba buscando.

Para todo tipo de clientes: comunidades de vecinos, propietarios de viviendas particulares, locales comerciales, naves de propiedades rurales… estas empresas de desatascos urgentes prestan sus servicios con total profesionalidad y una maquinaria de última generación. Calidad garantizada. Una vez esta empresa de desatascos y limpieza de fosas sépticas haya realizado, de forma correcta, su trabajo, verá como sus tuberías vuelven a funcionar a la perfección.

Y no se limitan a desempeñar su labor en un sitio concreto, sino que lo hacen a lo largo y ancho de la geografía española: Madrid, Barcelona, Elche… también podrá encontrar su empresa de desatascos molina de segura.

La importancia de prevenir

Pero no es solo conveniente y necesario acudir a estos expertos para, por ejemplo, desatascar una tubería común y corriente, una vez esta se ha llenado de suciedad o se ha corrompido a uno niveles imposible de revertir de una forma manual/casera, sino que siempre es recomendable solicitar los servicios de desatasco y limpieza de estos utensilios de forma periódica. No se trata, evidentemente, de estar llamando las veinticuatro horas del día a estas empresas para que acudan inmediatamente al domicilio o a la sede del local, pero tampoco es un trámite que deba aplazarse indefinidamente en el tiempo, sino que ha de realizarse en períodos temporales más cortos, pues, de este modo, los conductos no se estropearán tanto y prestarán el servicio para el que han sido diseñados con una calidad mucho mayor.

Son muchas las causas por las que una tubería puede corromperse físicamente. Aunque suelen citarse, en este ámbito, la contaminación o un uso indebido como las principales causas culpables, no hace falta ir tan lejos, sino que el origen del problema puede estar en el mismo material de fabricación, no porque sea de mala calidad, sino, sencillamente, porque el mero transcurso del tiempo es un agente erosionador de un calibre inabarcable. Veamos solo algunos de los ejemplos más comunes de los materiales que más suelen usarse en la elaboración de estos objetos.

Tuberías de hormigón

Suelen utilizarse en redes hidráulicas que trabajan en régimen libre o en baja presión, debido, entre otros factores, a que pueden instalarse en lugares cercanos a donde se emplearán o a que sus procedimientos de construcción resultan bastante simples, sin embargo, son considerablemente susceptibles a la corrosión interna y externa, en buena medida porque mayoritariamente exigen un gran número de juntas, lo que favorece las infiltraciones, ya sea desde el interior (lo que puede producir contaminación del suelo) o desde el exterior del tubo (lo que provoca un poco deseable incremento del caudal transportado).

Tuberías de cobre

Son un tipo de tuberías también muy utilizado, esta vez, principalmente, por su gran capacidad de resistencia. Sin embargo, requiere de un minucioso proceso de revestimiento con material aislante, pue, de lo contrario, se desencadenará la fatal corrosión del metal, en cuanto tenga contacto con el cemento o yeso.

Tuberías de plomo

Desde hace mucho,  está comprobado que no es un material recomendable para la las instalaciones de aguas calientes, pues se deteriora, a pasos agigantados, con altas temperaturas (de hecho, se cuestiona su utilización  para la conducción de agua potable). 

Tuberías de hierro

La acumulación  de herrumbre  es un problema endémico de esta clase de tuberías. Además, estamos hablando de un metal muy poco maleable, motivo  por lo cual  cada día suele estar más erradicado su uso en las instalaciones sanitarias de las viviendas.

Tuberías de PVC

Es el tipo de tubo más utilizado, ya que se trata de un material muy resistente a los productos corrosivos, tiene un razonable índice de dilatación térmica y sus diversos tramos se unen con gran facilidad si se emplean adhesivos especiales. Su uso es de hecho muy recomendado para tragantes (tuberías por donde se evacuan las aguas servidas o fecales), bajantes (tubos principal de desagüe) o  sifones ("obstáculos" de la tubería).

Sin embargo, no es un material perfecto, pues presenta algunos inconvenientes, pues suele observarse que, sometiéndose a altas temperaturas, este material puede experimentar alteraciones. También las bajas temperaturas le afectan de un modo bastante negativo, produciendo gran rigidez en el plástico, lo que eleva su sensibilidad a cualquier golpe que pueda recibir.

Como puede verse, son muchos los motivos para no despreocuparse  y pensar que estos tubos van a tener una duración ilimitada en el tiempo. Precisamente, todo lo contrario, pues hay que estar pendiente en todo momento de su estado y dejar sus conservación en manos de dichos servicios de reparaciones profesionales.
 

Expertos en desatascar problemas