viernes. 27.05.2022 |
El tiempo
viernes. 27.05.2022
El tiempo

El dinero digital y CBDC - Los nuevos conceptos

cbdc finanzas

La digitalización del mundo de las finanzas en un futuro próximo no sólo afectará a cómo pagamos (en efectivo, con tarjeta de débito, con una tarjeta almacenada en un smartphone, un reloj o en una pulsera), sino también a la forma que adoptará el dinero con el que realizamos un pago. Esto podría suponer una auténtica revolución en nuestros monederos, incluyendo los electrónicos. Es el momento del dinero digital, como el CBDC, unan moneda virtual lanzada por los bancos centrales. ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Desde hace varios años está de moda –sobre todo entre los jóvenes– invertir en criptodivisas. Despiertan muchas emociones, son una herramienta popular para la especulación, pero por el momento no se han convertido en un medio de pago común. Esto no significa que no vaya a ocurrir en el futuro. Empresas como Awisee.com han reconocido esta tendencia principalmente por los clientes que quieren posicionarse cada vez más para las frases relacionadas con la criptomoneda.

El dinero digital no electrónico: CBDC y Stablecoin

Para eliminar la vulnerabilidad a la manipulación, se están lanzando dinero digital cuyo valor depende de la moneda fiduciaria, es decir, de las oficiales de un país. Estas monedas digitales se gestionan por dos grupos: las CBDC (Central Bank Digital Currency), que es dinero digital producida por los bancos centrales y las stablecoins, gestionadas por entidades privadas financieras.

Stablecoin son tokens que le anteceden al desarrollo de las CBDC. Recientemente, Visa realizó su primer movimiento financiero de liquidación en USD Coin (USDC), una stablecoin regulada basada en el dólar americano. Y no es el único dinero digital vinculado a los servicios de esta organización de pagos.

CBDC: una nueva forma de dinero. ¿De qué se trata?

¿Y cuál es la situación del dinero digital de los bancos centrales? En primer lugar, serían aún más estables. Ese dinero digital no sería más que una nueva forma de dinero en efectivo y electrónico con la que ya estamos familiarizados: no sólo sería posible intercambiar y "cambiar" de una forma de dinero a otra en cualquier momento, sino que además el valor de ese dinero digital sería el mismo, independientemente de la forma en que lo tengamos.

Así, podremos tener 50 dólares en papel en nuestra cartera, 50 dólares en forma de CBDC en nuestro smartphone y 50 dólares ahorrados en nuestra cuenta bancaria. Cada uno de estos tipos de dinero con los que podremos pagar, cada uno de ellos podremos transferirlo a otro consumidor. Y -independientemente de la forma en que tengamos este dinero- tendrá el mismo valor, cuya estabilidad será supervisada por el banco central.

Y aquí es donde comienza el papel de los bancos centrales (como emisores de CBDC, que son otra forma de moneda tradicional) y de las organizaciones de pago (como organizadores de la red de aceptación y garantes de las liquidaciones). Es la colaboración de los bancos centrales y las organizaciones de pago (como Visa) la que puede hacer que el dinero digital sea ampliamente aceptado en las tiendas online y en las papelerías.

¿Cómo pueden los CDBs ayudar a los gobiernos?

Dada la cantidad de herramientas digitales que tenemos ahora para gestionar nuestras finanzas, es posible que no se comprendan del todo las ventajas del "efectivo digital" de los bancos centrales. Pero aunque no existe una tecnología que no tenga versiones en el ámbito de la banca y los pagos, las CBDC pueden adoptar muchas maneras. Cada banco central lanza la moneda digital según sus propios intereses, motivaciones y decisiones políticas. 

Los CBDC pueden utilizarse en los desembolsos del gobierno, donde el efectivo digital se distribuye más rápida y directamente a los necesitados. Pueden ayudar a llegar a la población no bancarizada. Los CBDC también pueden ampliar el conjunto de herramientas del banco central para aplicar la política monetaria con más eficacia. Además, los CBDC pueden guardarse en las carteras electrónicas que permiten acceder al dinero online y offline a los ciudadanos en cualquier momento.

El dinero digital y CBDC - Los nuevos conceptos