Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Descubre por qué vivimos en la era de la liberación sexual

Relaciones de pareja
Relaciones de pareja

Entendemos por liberación sexual al cambio ocurrido durante la segunda mitad del siglo XX en muchos países del mundo occidental en contra de los códigos tradicionales impuestos y relacionados con la concepción de la moral, el comportamiento y las relaciones sexuales. No debe confundirse con la libertad sexual que es el derecho que tenemos cada uno para autodefinirnos en el ámbito de nuestra sexualidad ya sea sobre la utilización de nuestro propio cuerpo, sobre nuestra orientación sexual y sobre hacer o rechazar las propuestas que queramos.

Según la Organización Mundial de la Salud, para conseguir una buena salud sexual los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y cumplidos.

Hoy en día hablar de sexo es más fácil que hace unos años atrás. Los tabúes acerca del sexo poco a poco se van eliminando y cada vez hay menos personas que muestran reticencia al hablar de según qué temas. El aumento de las tecnologías y en especial de Internet también ha influido y favorecido este desarrollo sexual. La seguridad que te ofrece el anonimato en la red es un aliciente para la práctica de ciertas actividades, como el cibersexo, que, como su nombre indica, no es más que una forma de sexo virtual en el que dos o más personas se conectan a través de una web informática y se intercambian mensajes sexualmente explícitos y se describen una experiencia sexual.

El sexo como tema tabú

Es cierto que a día de hoy hablar de sexo libremente todavía sigue siendo un tema tabú, pero cada vez va siendo un tema más normalizado, especialmente entre las mujeres. Este “secretismo” en torno a este tema es así por la tradicional educación que nos han impuesto nuestros padres (y a ellos sus padres, y así respectivamente), en especial a la mujer, considerándolo como algo oculto, íntimo y, por extraño que suene, algo prohibido. Si echamos la vista atrás veremos que hasta hace solo unos años la mujer vivía en casa con sus padres escuchando continuamente a su madre decirle que debía llegar virgen al matrimonio. Hasta que un caballero honrado no pidiera su mano no salía de casa y lo hacía para irse con su amado a su nuevo hogar. Ni que decir tiene que esa chica no podría ni tan siquiera plantearse hablar de sexo en casa (mucho menos aún practicarlo). Por supuesto, hay mujeres que por suerte lograron salir de ese contexto y ven más allá de lo que se les impuso. Éstas son mujeres que han logrado ser más abiertas en algunos temas que muchos considerarían tabú.

Por ejemplo, hoy día se sabe que la masturbación en los niños no solo no es nada malo ni anormal, sino que es una etapa del desarrollo durante la cual no hay que ridiculizarlo ni hacerlo sentir culpable ya que puede influir más adelante en su personalidad. La masturbación en los adultos (tanto en mujeres como en hombres), es también algo totalmente normal y natural y los expertos recomiendan que se haga para explorar la sexualidad de cada uno, aliviar la tensión sexual y como forma más segura de obtener placer.

Por supuesto, también existen tabúes sexuales en la adultez, como por ejemplo con el tema del sexo anal, que a lo largo de los siglos ha sido condenado por todas las religiones. Sin embargo, cada vez son más las parejas que experimentan esta forma de relación sexual y algunas hasta afirman que son más placenteras incluso que las tradicionales. Sin embargo, hablar de esto con ciertas personas tristemente podría causar una severa discusión de valores morales y éticos. Hoy en día, con la variada cantidad de juguetes sexuales que existen en el mercado podrás disfrutar del sexo anal tanto si tienes o no pareja, con los consoladores plugs anales podrás conseguir que la estimulación anal sea una experiencia segura y placentera.

Tanto para esta, como para cualquier otra práctica sexual es aconsejable el uso de lubricantes. A continuación te dejo un enlace donde podrás informarte sobre los mejores lubricantes del mercado y donde conseguirlos.

La normalización del sexo

El sexo es vida y nunca mejor dicho. La práctica del acto sexual es algo natural e instintivo de todos los animales. La misma naturaleza nos ofrece alimentos afrodísiacos que estimulan nuestro deseo sexual al mejorar la transmisión de la señal nerviosa y favorecer la inyección sanguínea al tejido eréctil y la actividad del sistema glandular. Entre los afrodisíacos más efectivos se encuentran el chocolate, el aguacate o las ostra, entre muchos otros. Su aparición en la historia se debe a la incansable búsqueda de alternativas por parte del hombre para conseguir seducir a la mujer. Pueden ser alimentos, plantas, esencias o cualquier producto asombroso capaz de proporcionar el deseo y la potencia para extender la intimidad.

Descubre por qué vivimos en la era de la liberación sexual
Comentarios