domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

La custodia compartida, qué hacer para conseguirla

La custodia compartida, qué hacer para conseguirla
La custodia compartida, qué hacer para conseguirla

En los casos de divorcio, cuando hay hijos menores de edad, surge la necesidad de determinar con quién se quedarán los hijos. Este aspecto es de vital importancia, ya que la estabilidad emocional de los niños es algo delicado que hay que cuidar.

La custodia compartida es una alternativa para que ambos padres conserven, lo máximo posible, la relación personal con sus hijos, recordando que el objetivo siempre es el máximo beneficio de los menores.

Se trata de que ambos padres se encarguen de sus hijos en igualdad de condiciones, al mismo tiempo y compartiendo los gastos. Es habitual que se elija una alternancia semanal, dividir el período vacacional a la mitad y que cada padre sufrague los gastos de alimentación en el tiempo que le corresponda; los gastos extraordinarios se comparten en partes iguales.

Requisitos para la custodia compartida

En el momento de divorcio o en fechas posteriores, se puede solicitar un régimen de custodia compartida, esta solicitud puede hacerla el padre que no goza de la custodia o ambos padres en conjunto. El juez siempre tomará la decisión de acuerdo al caso, pero por supuesto hay unos requisitos para conseguir la custodia compartida, como los que a continuación se detallan:

  • Que ambos padres hayan cumplido sus obligaciones en el tiempo anterior, esto significa que, si uno de los padres ha incurrido en abandono, faltas a los gastos acordados, faltas al régimen de visitas o cualquier otra, no puede solicitar la custodia compartida.

  • Que ambos padres tengan condiciones de vivienda adecuadas, con espacio suficiente para el bienestar del menor o menores. Además, la ubicación de ambos domicilios debe permitir el traslado al colegio.

  • La relación entre los dos padres debe tener un cierto nivel de cordialidad tal, que permita llegar a acuerdos en cuanto a horarios, citas, tratamientos médicos, paseos, etcétera. También se tendrá en cuenta la relación de los padres con el menor.

  • Si el niño o niños tienen edad y madurez suficiente, el juez tendrá en cuenta sus deseos.

  • Se hará un estudio psicosocial que hará una recomendación al juez, este estudio será hecho por psicólogos y trabajadores sociales. Se emitirá un informe en el que se expondrán las razones por las que la custodia compartida es favorable o no, siempre teniendo en cuenta el bien del menor.

  • El número de hijos es un factor que también se tiene en cuenta a la hora de decidir un acuerdo de custodia compartida.

  • En los casos en los que uno de los padres haya sido condenado por violencia doméstica o de género, éste no podrá en ningún caso, solicitar la custodia compartida.

  • Siempre, el juez tendrá en cuenta el interés superior del menor.

Consejos para hacer la solicitud

  • Es aconsejable contar con la asesoría y asistencia de un abogado de familia. El derecho de familia es una rama del Derecho civil y se encarga de todo lo que tiene que ver con la legislación del ámbito familiar. Un abogado familiar experimentado sabrá cómo afrontar una solicitud como ésta, ya que tiene capacidad de negociación y conoce la ley.

  • Es importante la buena comunicación entre los padres, siempre es preferible llegar a acuerdos y hacer la solicitud en conjunto, aquí serán importantes las habilidades de negociación del abogado que esté haciendo la asistencia.

  • Es aconsejable tener resueltos los detalles logísticos de tener la custodia compartida. Por ejemplo, ¿cómo va a ser el traslado al colegio?, ¿dónde va a dormir el menor?, ¿cómo va a ser la alternancia?, etcétera.

  • Si no hay acuerdo entre los padres y uno de ellos está solicitando la custodia compartida, entonces se trata de un caso contencioso. El solicitante debe recolectar pruebas que indiquen que tiene la capacidad de cumplir con las obligaciones que implica. Por ejemplo, los recibos de los pagos de pensión alimentaria ya pagados, testigos que apoyen la solicitud, tener una vivienda y ambiente adecuados, etcétera.

  • Los padres deben anteponer el bienestar y la tranquilidad emocional de sus hijos a los problemas que puedan tener entre ellos. Es importante que logren hablar y relacionarse en un ambiente relajado, de manera que los niños no sientan tensión o incomodidad.

Con estos consejos y cumpliendo los requisitos, es probable que se obtenga la custodia compartida y así los hijos puedan crecer relacionándose con ambos padres a la vez, y recibiendo su cariño y educación.

La custodia compartida, qué hacer para conseguirla
Comentarios