miércoles. 08.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.04.2020
El tiempo

Créditos rápidos, la mejor solución para la cuesta de enero

prestamos rapidos en España
prestamos rapidos en España

¿Se avecinan problemas de dinero? Te traemos un remedio infalible.

 

Las navidades se han acabado y, con ellas, una sucesión de jornadas donde los excesos y la alegría han ido de la mano en reuniones con amigos, con familiares o incluso con compañeros de trabajo. Las preocupaciones han quedado a un lado para centrarse en el disfrute y el jolgorio.

¿El problema?, que han sido también jornadas de mucho gasto y de ver cómo el dinero se va esfumando con cada copa, cada comida o cada regalo. La otra cara de la Navidad demuestra hasta qué punto se resienten las cuentas bancarias cuando esta pasa, dando pie a la más que temida cuesta de enero. El primer mes del año es siempre el más complicado a nivel económico, pero esta vez, puedes hacer que sea algo más llevadero.

Es posible que te preguntes cómo, y la respuesta es tan sencilla como las compañías especializadas en prestamos rapidos en España. Son numerosas las entidades financieras que han dejado de lado el modelo tradicional para ofrecer algo rápido, práctico, cómodo y, además, flexible. Todo ello con el fin de arrojar una solución a numerosas familias que van a los 31 primeros días del año como los más complicados en lo que respecta al dinero.

Facturas que llegan, gastos imprevistos o compras de última hora para una economía familiar que está temblando tras el paso de las navidades. Son muchas las razones que llevan a pensar en enero casi como en un mes maldito; pero ahora tenemos también razones para tomárnoslo con algo más de calma. Hay soluciones para amortiguar todo este impacto, y son mejores de lo que imaginas.

Portales como Prestamosrojos.com se han especializado en ofrecer este tipo de remedio económico para quienes puedan tener problemas, o al menos toda la información necesaria para tramitar dichos créditos con el fin de hacerlos más accesibles. Ciertamente, no es algo complicado de solicitar, pero sí es algo que muchas personas desconocen, y que puede ser de una ayuda realmente importante.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Aunque su propio nombre lo dice, vamos a dejar claro qué es exactamente este producto económico. Los préstamos rápidos son cantidades de dinero que se pueden solicitar en unos minutos, normalmente a través de internet (aunque también es posible hacerlo por teléfono), para paliar cualquier posible descubierto o conseguir una suma de dinero rápida y sin complicaciones.

No suelen manejar grandes cantidades, ya que lo que importa en ellos es la rapidez con la que se gestionan. Por lo general, se mueven en cifras que oscilan los 300 euros con unos plazos de devolución aproximados de 30 días y, en ocasiones, sin intereses de ningún tipo.

Aquí ya hemos mencionado dos cosas importantes: el tiempo de gestión y los intereses. Del primero, debemos decir que es algo que destaca por lo reducido que es. En el momento en el que una persona pide su crédito rápido, puede tener una respuesta en segundos, y lo que es mejor, el dinero en minutos u horas a lo sumo. No hay que esperar ni semanas ni meses para poder disfrutar de la suma solicitada.

Por otro lado, en lo que respecta a los intereses, ese extra oculto que a veces hace pagar mucho más de lo que parece, hay numerosas promociones de entidades que, en caso de solicitar una cantidad determinada en un tiempo determinado, ofrecen el dinero libre de comisiones y gastos extra. Solo pagas por lo que pides.

Son dos grandes ventajas, pero hay que sumar otra que es especialmente interesante. Y es que, si antes hablábamos de versatilidad y comodidad era por algo. Lo mejor de estas entidades es que también ejercen como prestamistas con asnef. Es decir, dan el dinero sin importar que el solicitante figure en una lista de morosos.

Aunque hay que destacar que en estas situaciones es necesario aportar algún justificante que demuestre que la persona que pide el crédito cuenta con unos ingresos recurrentes (una nómina o un contrato son suficientes), el proceso sigue siendo realmente sencillo. De hecho, para solicitar el dinero tan solo hay que rellenar un formulario con una serie de datos personales y bancarios para que la entidad comience a trabajar. Nada más.

Así, todas esas personas que vean asomar los apuros económicos por el horizonte, tan solo tienen que coger su smartphone o su PC, conectarse a internet y buscar alguna compañía que ofrezca un préstamo rápido. En cuestión de segundos tendrán una respuesta y, en caso de ser positiva, un dinero que les ayudará a capear la situación. Eso sí, tendrán que devolverlo en el plazo estipulado y con las condiciones que se dicten, aunque estas suelen ser tremendamente flexibles.

Una solución rápida, eficaz y repleta de comodidades. La figura del crédito rápido se ha convertido en la favorita de muchos, y con razón.

Créditos rápidos, la mejor solución para la cuesta de enero
Comentarios