El control de la miopía en los niños puede evitar su progresión

Son dos los factores a valorar: la graduación y el crecimiento del ojo, o longitud axial, pues este está directamente relacionado con la evolución de la miopía
Miopía en niños oculista oftalmología

EL CONTROL DE LA MIOPÍA en los niños es fundamental para prevenir una alta miopía en la edad adulta, así como sus consecuencias: las enfermedades oculares.

En este control, además de la graduación, importa valorar el crecimiento del ojo, denominado longitud axial (ya que está directamente relacionado con la progresión de la miopía). Una prueba sencilla e indolora, la biometría óptica, permite medir cómo crece el ojo y si está dentro de los parámetros estándar según la edad, ya que en caso de no estarlo existen soluciones para la ralentización de la progresión de miopía, como la ortoqueratología, un fármaco denominado atropina y las lentillas y cristales de desenfoque periférico.

La incidencia del confinamiento

Con la detección precoz de un posible aumento de miopía se puede empezar a poner freno a ese crecimiento exagerado. Hay que recordar que la miopía alta es una de las principales causas de enfermedad grave en el ojo en la edad adulta, por ello resulta clave la prevención en la edad infantil y buscarle soluciones de modo temprano.

Durante el confinamiento domiciliario a causa del covid, los niños redujeron el número de las horas que pasaban al aire libre y, consecuentemente, aumentaron el número de las que estaban en interior. Como ya han demostrado numerosos estudios científicos, pasar tiempo al aire libre es uno de los factores protectores frente a la posible aparición de la miopía.

Hay varios estudios que han tratado de evaluar la incidencia y progresión de la miopía durante la pandemia del covid.

Uno de ellos, realizado en Hong-Kong, valoró a niños de entre seis y ocho años. Este trabajo estableció dos grupos, uno precovid –que los evaluó durante tres años hasta enero de 2020– y otro que lo hizo desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto de 2020, coincidiendo así con el periodo covid. Concluyó que la incidencia de la miopía, el aumento del equivalente esférico y de la longitud axial fue mayor en el grupo estudiado durante el covid y que el confinamiento estuvo asociado con un cambio significativo en la miopía para niños entre seis y ocho años, siendo la prevalencia de la miopía en estos en el año 2020 más alta que la prevalencia en el período comprendido entre 2015 y 2019.

Cifras

La miopía es ya, sin duda, un problema de salud pública en todo el mundo. En España, un estudio realizado a 5.441 sujetos con una edad comprendida entre los cinco y los siete años concluyó que la prevalencia de la miopía en España era del 16,8% en 2016 y que esta había aumentado a un 19,1% en 2017. Por todo ello, es importante establecer un plan de control de miopía en niños, teniendo en cuenta tanto el número de dioptrías como la longitud axial.

Para disponer de más información, contacta con Adrián Salgado Óptica y Audición en el teléfono 881 07 62 60. También puedes ver aquí un vídeo explicativo sobre el control de miopía en niños.