Cómo empezar en el póker online: consejos fundamentales para novatos

Baraja, dados y fichas de póker. EP
photo_camera Baraja, dados y fichas de póker. EP

El póker está viviendo una nueva época dorada en la actualidad. Con la llegada de los casinos online y las facilidades que estos proponen, muchas personas se están animando a probar este interesante juego de estrategia. Ya reúne a varias generaciones de aficionados, y todo apunta a que será una de esas actividades que sobrevivirá al paso del tiempo.

Aun así, esta disciplina requiere de cierta técnica: dominar bien las posibilidades del juego, enfrentarte a rivales muy diferentes, aprender a jugar con los faroles… Los principiantes van a tener que superar una curva de aprendizaje intensa. Pese a ello, es un juego muy agradecido que se hace muy emocionante con el tiempo y se puede aprender rápido siempre que guste.

Si eres de los novatos que todavía está en proceso y quieres pillarle el truco, ¡no te pierdas esta guía! Vamos a contarte algunos consejos importantes para que tus partidas sean cada vez más interesantes y que tengas opciones de ganar.

Los principales consejos para empezar en el póker

Hemos reunido una serie de consejos que debes seguir si eres principiante en el póker. Con ellos, podrás mejorar poco a poco en tu juego sin dejar de divertirte. Además, tendrás más probabilidades de hacerte un gran maestro en esta disciplina y ganar algunas partidas, aunque tu nivel sea actualmente bajo, ¡no te los pierdas!

Encuentra casinos online y practica

Lo primero que debe hacer un principiante en el póker es practicar para conocer tus debilidades y puntos fuertes, además, es la forma de mejorar. Si ya has jugado con familiares y amigos para aprender las bases, ¡da el salto! Solo tienes que buscar los mejores clubs de póker en Easypppoker y empezar a enfrentarte a otros competidores. Además, puedes ir tomando notas en tus primeras experiencias para conocerte mejor y mejorar tu propia estrategia. Cuando des este paso empezarás a divertirte de verdad.

Escoge la mesa adecuada

Las personas que empiezan en el póker suelen obviar las mesas de cash, y este es uno de los errores más comunes. Sin embargo, en este tipo de juego adquiere más importancia la estrategia del jugador que la mano que toque a cada persona, y esta va a ser la forma de empezar a depurar tus habilidades y mejorar. Da un poco de impresión empezar apostando dinero, pero, lo cierto es que no hay otra manera de avanzar.

Ten en mente a tus rivales

La primera tendencia al comenzar en el póker es centrarse en la mano que uno mismo tiene e incluso decantarse por no apostar al ver que se cuentan con pocos recursos. Este juego, sin embargo, requiere de centrarse mucho en lo que puedan tener tus oponentes e incluso en la estrategia que estén siguiendo. Hay que intentar obtener información de lo que guardan los demás… seguro que tendrás tus propios recursos para hacerlo, pues de esto se trata buena parte del juego.

Evita jugar muchas manos

Cuando hablamos de la importancia de practicar lo hacemos con conocimiento de causa, no obstante, aquí va a ser más relevante la calidad que la cantidad. Jugar muchas manos sin parar con poca intención o concentración, solo para tener más rodaje, será bastante inútil. Es importante escogerlas bien y jugarlas con todas las consecuencias para aprender a mejorar y analizar cada una de las batalladas que has luchado. Es la única forma de centrarse y acabar sabiendo lo que se hace.

Usa las matemáticas

Para jugar bien al póker es interesante empezar a calcular las probabilidades de ganar en cada juego. Esto se puede aprender a calcular, ya que hay muchas webs o tutoriales que te pueden mostrar cómo hacerlo. Si prefieres un método más rápido, hay algunas aplicaciones o funcionalidades de casinos online que lo pueden hacer por ti.

Procura divertirte

¿Por qué has empezado a jugar al póker? Probablemente, es algo que te gusta y que te ha parecido divertido desde un inicio. No pierdas esa ilusión volviéndote loco con las estrategias, la presión, las apuestas… Lo valioso es que sigas disfrutando de cada partida. Esto va a ser más agradable para ti e incluso va a conseguir que juegues mejor, porque te quitará nervios si lo ves como un entretenimiento y no como un "trabajo" en el que debes prosperar.

Emplea herramientas para entrenarte

En la actualidad hay una gran cantidad de herramientas online para entrenarte en el póker, y muchas de ellas son gratuitas. Lo que hacen es simular partidas, calcular probabilidades, analizar las jugadas o darte consejos. Existe mucha variedad y todas ellas van a hacer que mejores, que conozcas mejor el juego y también que te diviertas en el proceso.

Ten cuidado con los faroles

Los faroles son una parte interesante del póker y muy importante para ganar si se emplean de la manera adecuada. Por eso mismo no se debe abusar de ellos cuando se está empezando (ni en general), ya que esta conducta puede ser arriesgada. Con el tiempo, aprenderás mejor a detectar esos momentos en los que conviene tirar de farol y en los que no es necesario para prosperar en la partida.

Busca jugadores de tu nivel

En efecto, te animamos a lanzarte a jugar en clubs de póker y otros espacios para que te puedas acostumbrar a ello, pero, ¡no hace falta que te apuntes a un torneo profesional con expertos! Lo ideal es que te decantes por los jugadores que están a un nivel parecido al tuyo para que puedas ir aprendiendo con ellos y hacer partidas que estén equilibradas. Si vas a por los más expertos, te va a generar demasiada frustración en un inicio.