Las claves de un buen mail marketing

email marketing ordenador portátil

El mail marketing es una de las herramientas más potentes para la publicidad de cualquier marca, pero debe aprovecharse correctamente. No son pocos los negocios que se lanzan a utilizarlo para enviar miles de correos que no hacen más que llenar las bandejas de spam de sus destinatarios. Y eso va directamente en contra de lo que esta rama del marketing puede lograr.

¿Cómo potenciar su eficacia? ¿Cómo se hace un marketing de e-mails que sea efectivo? Con las pautas que te vamos a dar aquí mismo.

5 consejos para un mail marketing más efectivo

Los consejos que vamos a ver aquí se aplican tanto a la rama B2C, que va de la marca a los consumidores de a pie, como al b2b email marketing, es decir, al marketing de correos electrónicos entre negocios. No importa el sector, porque estos son los pilares esenciales para que cualquier estrategia funcione, independientemente del tipo de usuario al que vaya destinada.

Porque hay que saber sacar partido de las particularidades a las que dan pie las estrategias de envío de correos electrónicos, a esa naturaleza altamente personalizable, al brutal alcance que se puede tener y a la predisposición de los destinatarios por lo que puedas enviarles. Todo esto conforma un cóctel ideal para cualquier marca, pero uno que solo se puede beber hasta la última gota si se enfoca de la forma correcta. Que es tal y como vamos a detallar a continuación:

La clave del asunto

La clave de todo está en la línea de asunto del correo electrónico. Esto es lo primero que el destinatario ve cuando recibe un nuevo mail en su bandeja de entrada, así que debe ser breve, conciso y eficaz. Para ello, lo mejor es utilizar un lenguaje evocador, que genere una reacción clara en la persona en cuestión. Asimismo, el uso de emojis también puede ser muy útil para romper patrones y destacar.

Dar un toque de limitación también es importante. Dejar muy claro que hay poco tiempo, o que hay plazas limitadas, suele generar una sensación de urgencia vital para que el receptor abra el mail. Asimismo, ser breves y generar un poco de intriga es terminar de poner la guinda sobre el pastel del mail marketing. Puede parecer difícil, pero, una vez se domina esta fórmula, se tendrá hecha la mayor parte del trabajo.

Un diseño cuidado

Debes comprobar que todos los elementos de cada correo que se envíe se vean correctamente en cualquier dispositivo y/o navegador, también que no haya una sobrecarga visual, con textos densos o exceso de imágenes y de diversidad de colores. Hay que intentar dotar de cierta elegancia al mail, saber aprovechar el lenguaje visual a favor de lo que quieres.

Escoge las imágenes adecuadas para acompañar al mensaje, utiliza un buen formato de texto, facilita la legibilidad sobre todo en móviles y, por encima de todo, optimiza bien el uso del espacio. Recuerda que una de las máximas del buen diseño es que menos es más.

La personalización lo es todo

Una de las grandes bondades del mail marketing es que puedes personalizar los correos en base a diferentes segmentos del público, lo que te permite diseñar correos a medida para cada tipo de destinatario con el fin de maximizar los resultados. Desaprovechar esta posibilidad es, directamente, tirar por tierra todo lo que se puede hacer con el mail marketing, y lo que hace que sea una herramienta tan útil.

Debes diseñar diferentes tipos de mensaje, ajustarlos tanto a nivel de contenidos como de vocabulario para que encajen con cada tipo de público al que se destinen. Aunque para esto es vital el siguiente punto.

Prueba y resultado

El A/B Testing es vital en el marketing de correos electrónicos, ya que permite comprobar fácilmente datos como las tasas de apertura, los clics, la permanencia y mucho más. De este modo, puedes determinar qué tipo de correo funciona mejor con según qué tipo de destinatario e ir perfilando la fórmula hasta dar con la más adecuada.

En este sentido, viene bien empezar usando herramientas mailing gratuitas como la de Mailrelay.com. Puedes enviar hasta 80.000 mails gratis al mes, con los que experimentar libremente hasta dar con la fórmula adecuada.

Llamadas a la acción fuertes y atractivas

El tiempo es oro, y hay que ir al grano. Un buen mail tiene CTA o llamadas a la acción claras, directas y que llaman la atención. Se suelen listar beneficios, plazos de tiempo, datos, números... Todo lo que dé empaque a dicha llamada, que además debe ser lo primero que vea el usuario nada más entrar. Así sabrá perfectamente qué tiene por delante y si le interesa.

Con todo esto, se pueden conseguir muy buenos resultados ya en poco tiempo. Dominarlo las claves de este tipo de marketing es todo un arte, pero, una vez se logra, su potencial es casi infinito.