sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Andrea Zanon sobre la economía metaversa y su potencial de emisiones netas cero

andrea zanon metaverso
Andrea Zanon y el comienzo de la economía metaversa

La economía metaversa se convertirá en realidad económica en los próximos 5 años, creando un billón de Euros de valor y ayudando a reducir la intensidad de carbono de nuestra economía.

La pandemia ocasionada por el Covid-19 ha llegado para quedarse y todos deberíamos acostumbrarnos a leyes de salud y una movilidad más estrictas, así como a prácticas laborales más descentralizadas y menos contaminantes. Andrea Zanon dijo en una entrevista a la revista Entrepreneur al comienzo de la crisis de Covid en 2020, "esta crisis seguirá causando dificultades a la gente, pero también creará oportunidades para la innovación en muchas industrias, en particular la tecnológica y la financiera".

Debido al Covid-19, desde 2020 las plataformas digitales se han convertido en "la ventanilla única" para las interacciones sociales y financieras. Esto ha permitido la creación de la revolución de la web 3.0, es decir, la versión descentralizada de la web que se basa en la descentralización extrema. Aunque esta versión de Internet es más despiadada, crea incentivos financieros para sus participantes mediante pagos incorporados en monedas digitales.

El metaverso es la manifestación de la revolución de la web, donde los catalizadores económicos, sociales y tecnológicos están transformando nuestras vidas. Por ejemplo, las oficinas y las salas de conferencias que reunían a la gente ya no son necesarias y no están en sintonía con la crisis global del clima y las pandemias.

Asimismo, las personas, en particular las generaciones más jóvenes, buscan prácticas más empoderadoras y menos impactantes para el medio ambiente. La realidad virtual, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y las finanzas descentralizadas son elementos clave de una economía metaversa a gran escala. Mientras se desarrolla este metaverso a gran escala, algunos segmentos económicos clave, como los juegos virtuales, el coleccionismo de arte y las NFT, se consolidarán como los líderes de este "capitalismo virtual".

A corto plazo, como mínimo, el metaverso a) será un mercado en pleno funcionamiento en el que las personas y las empresas poseerán inversiones y crearán valor para otros consumidores y ganarán dinero mientras lo hacen; b) estará operativo 24 horas al día, 7 días a la semana, más allá de las fronteras; c) evolucionará y crecerá indefinidamente; y d) incluirá participantes desde individuos hasta empresas y grupos organizados descentralizados.

La economía metaversa evolucionará y ofrecerá nuevas oportunidades que van desde las compras, la creación de contenidos, la transmisión de entretenimiento, la provisión de salud, el procesamiento de pagos, la contratación, el marketing y la filantropía.

Una mirada a la inversión en el Metaverso

Según datos de Crunchbase, los fondos de inversiones  invirtieron 10.000 millones de dólares en startups del mundo virtual en 2021. Esto son cacahuetes si no incluimos los miles de millones de dólares invertidos por Apple, Facebook (ahora llamado Meta) Microsoft, Google, Nvidia y Nike, los líderes del espacio Metaverso.

Anticipamos que las empresas de capital riesgo seguirán invirtiendo miles de millones de dólares e impulsarán el crecimiento del metaverso en 2022. Según algunos rumores de la industria, en 2022 se espera que al menos 50.000 millones de dólares entren en el espacio del Metaverso sólo por parte de los VC. Además, según Morgan Stanley, la economía metaversa tendrá "un mercado abordable de 8 billones de dólares en menos de 10 años". Morgan Stanley también estima que el metaverso representa una oportunidad de ingresos de 56.000 millones de dólares en 2030 para los bienes de lujo.

La oportunidad climática y ESG

La digitalización ayudará a alcanzar los ambiciosos objetivos de descarbonización cero: A medida que las personas se trasladen al metaverso, añadiremos una considerable demanda de energía (como ocurrió con el desarrollo y la minería de criptomonedas), añadiendo así toneladas de gases contaminantes a la atmósfera.

La buena noticia es que nuestra creciente dependencia de la tecnología crea oportunidades tangibles para avanzar hacia prácticas más sostenibles y responsables. Por ejemplo, una adopción masiva del Metaverso reducirá nuestras necesidades de productos tecnológicos duplicados, como smartphones, iPad, ordenadores, ya que podremos realizar todas nuestras tareas digitales a través de gadgets de RA o RV.

Igualmente, en la economía del metaverso, un gran número de personas podría trasladarse a zonas rurales utilizando menos energía, conduciendo menos y reduciendo así significativamente sus emisiones de carbono. Estos primeros desplazados lo harán para participar y beneficiarse de la economía metaversa de "alto valor" que ofrece sus habilidades de forma virtual mientras cumplen otras aspiraciones familiares y personales. Andrea Zanon considera que hay oportunidades metaversas en las industrias con intensidad de carbono, como el transporte, la moda y la fabricación, que se encuentran entre los sectores que más carbono emiten, los cuales pueden digitalizarse fácilmente.

El metaverso en el futuro

A medida que la pandemia y la crisis relacionada con el clima se vuelvan más sistémicas, aumentaremos el uso de las tecnologías para nuestras interacciones sociales, tanto en el mundo físico como en el digital. El metaverso influirá en nuestra rutina de trabajo, nuestra toma de decisiones y nuestras interacciones sociales, incluyendo las compras, las finanzas, el entretenimiento, la salud y la nutrición.

El metaverso conoció un crecimiento financiero similar al del comercio electrónico, que desde principios de los 90 ha crecido hasta convertirse en un mercado de 4,9 billones de dólares en 2021. Debido a las grandes inversiones actuales en tecnología virtual en hardware, redes, potencia de cálculo y pagos, la incorporación de miles de millones de nuevos usuarios al metaverso se producirá a un ritmo mucho más rápido que el del comercio electrónico y el Bitcoin.

Todo esto es una buena noticia para el medio ambiente, ya que la revolución del metaverso está impulsada por usuarios más jóvenes y conscientes del medio ambiente, que utilizarán menos energía y comprarán menos productos y servicios de desecho. Así que, aunque no lo entiendas del todo, empieza a abrazar el Metaverso y "virtualízate", crea un avatar y conviértete en un líder del Metaverso y sácale provecho mientras te conviertes en "un activista de emisiones netas cero".

*Andrea Zanon, es un experto internacional de ESG que ha asesorado a instituciones financieras internacionales y a más de 20 países y a varios ministros de finanzas en el desarrollo de estrategias de ESG, resiliencia y sostenibilidad

Andrea Zanon sobre la economía metaversa y su potencial de...