Una acupuntora gallega, entrevista a Ana Fernández

Publi Una acupuntora gallega, entrevista a Ana Fernández

Ana Fernández, una gallega que ha recorrido medio mundo para formarse bien en medicina china, nos habla de varios puntos de interés sobre la acupuntura.

A día de hoy ¿Dónde podemos encontrarla como acupuntora profesional?

Actualmente, pueden encontrarme en Lugo y A Coruña. Y para ponerse en contacto conmigo pueden hacerlo a través de www.terapiasana.es.

¿Puede contarnos un poco sobre su experiencia y formación?

En 2007 finalicé la carrera de enfermería y a continuación realicé un máster en gerontología clínica. Al poco tiempo de terminar empecé a trabajar en una clínica de diálisis, especialidad a la cual he dedicado la mayor parte de mi carrera profesional. Durante cuatro años estuve trabajando en Barcelona y fue allí donde realicé un máster en acupuntura. En seguida me enamoré de la medicina china, lo que me llevó a viajar a China para continuar con mi aprendizaje. A mi regreso, realicé los estudios superiores de medicina tradicional china desde Suiza lugar en el que residía. Desde ahí tuve la oportunidad de trabajar como acupuntora en una clínica de Lausana. Ahora, de vuelta a Galicia, deseo ofrecer los mejores cuidados fruto de todos estos años de experiencia y aprendizaje.

¿Qué le llevó a decidirse por la Medicina Tradicional China como profesión?

La atención integral a la salud que puedo prestar a través de la medicina china y, por supuesto, la plena confianza que tengo en su eficacia.

De un modo sencillo ¿Cómo definiría usted la acupuntura y su funcionamiento ante un público que desconoce esta ciencia?

La acupuntura consiste en la inserción y estimulación de unas agujas muy finas en puntos específicos del cuerpo. Los puntos de acupuntura se escogen de manera individualizada en cada tratamiento en función del diagnóstico que se establezca según la medicina china. Con la acupuntura se potencia la capacidad del organismo para autorregularse y se corrigen los desequilibrios que causan la enfermedad.

¿Qué diferencias puede mencionar entre el sistema medicinal occidental y el sistema de la medicina tradicional china?

Cada uno de estos sistemas médicos parte de teorías completamente diferentes. La medicina china atiende al individuo de manera global, cuerpo, mente y emociones son inseparables. Al médico chino le interesa comprender cómo se relacionan los diferentes signos y síntomas con las características individuales del paciente, esto le permite identificar el patrón de desequilibrio a tratar. La medicina occidental categoriza y trata enfermedades concretas, el médico occidental parte de una serie de signos y síntomas, y a través de diferentes pruebas y exámenes, establece un diagnóstico. Para una misma enfermedad diagnosticada según la medicina occidental, podemos encontrar diversos patrones de desequilibrio según la medicina china. Es por ello que se dice que en la medicina china no existen enfermedades, sino enfermos. No existe un sistema mejor o peor, lo importante es investigar sobre cómo estos dos sistemas pueden integrarse y beneficiarse el uno del otro.

¿Hay enfermedades que responden especialmente bien ante la acupuntura?

La acupuntura es especialmente eficaz en el tratamiento del dolor, pero tiene otras muchas indicaciones. Destacaría su eficacia en el alivio de trastornos digestivos como el estreñimiento, la hinchazón abdominal, la acidez de estómago y las digestiones pesadas. En el ámbito de la salud mental, ayuda a calmar la mente, alivia la ansiedad y el estrés y mejora la calidad del sueño, siendo también útil en estados de decaimiento y falta de motivación. En cuanto a los problemas ginecológicos, la acupuntura puede ayudar en caso de dolor menstrual, ciclos irregulares, síndrome premenstrual y sangrado intermenstrual entre otros. Además, también puede mejorar la fertilidad y ofrece grandes beneficios como terapia complementaria a las técnicas de reproducción asistida.

¿Cuánto tiempo dura una sesión de acupuntura?

La primera sesión dura alrededor de una hora y media. Antes de comenzar con el tratamiento, es importante recabar la información necesaria para establecer un diagnóstico desde la perspectiva de la medicina china. Las sesiones de seguimiento suelen ser de una hora de duración. Las agujas se dejan en el cuerpo durante 20-30 minutos, pero en muchas ocasiones combino esta técnica con otras según las necesidades individuales de la persona.

¿Todas las sesiones son iguales?

Hay una patrón común en el sentido de que cada sesión comienza por una conversación entre el cliente y el terapeuta antes de dar paso al trabajo en camilla. Pero no todas las sesiones son iguales ya que cada tratamiento se diseña de manera individualizada adecuándose a las necesidades de cada situación.