jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

La Xunta suprimió 37 puntos de vertidos ilegales en áreas rurales de Lugo en 2019

Basurero de Sobrados dos Monxes. VICTORIA RODRÍGUEZ
Basurero de Sobrados dos Monxes. VICTORIA RODRÍGUEZ
Estos vertederos estaban en Abadín, A Pobra do Brollón, Cervo, O Courel, Pantón, Rábade, Ribas de Sil y Triacastela

La Consellería de Medio Ambiente incluye entre sus objetivos la supresión de puntos de vertido incontrolados, un problema que persiste en Galicia. Sin ir más lejos, el departamento autonómico eliminó 37 depósitos de basura de estas características el año pasado en la provincia de Lugo. Estaban localizados en los municipios de Abadín, A Pobra de Brollón, Cervo, Folgoso do Courel, Pantón, Rábade, Ribas de Sil y Triacastela.

La Xunta desarrolla una campaña continuada para identificar y erradicar estos focos, en los que se van acumulando residuos sólidos de distinta naturaleza con el perjuicio que esto ocasiona para el entorno desde un punto de vista ambiental y estético. En muchas ocasiones actúa a instancias de los propios ayuntamientos.

Otro de los grandes hitos de la actividad medioambiental en Galicia en los últimos años, tras la creación de Sogama, fue la eliminación total de cientos de vertederos no autorizados de residuos que dependían de los ayuntamientos. Este era uno de los objetivos incluidos en el Plan de Xestión de Residuos Urbanos de Galicia 2010-2022, que se alcanzó en el año 2013 con la clausura do último basurero municipal del territorio gallego en Negueira de Muñiz.

Desde entonces, todos los concellos están adscritos a los modelos de gestión de residuos urbanos de Galicia y, por tanto, gestionan sus basuras en una de las tres plantas de tratamiento integral.

Además, en Galicia funcionan actualmente con autorización cuatro vertederos de residuos industriales y no peligrosos. Son los situados en Areosa (Cerceda), de la empresa Daorje Medioambiental; As Pías (Sobrado dos Monxes), perteneciente a la firma Gestan Medioambiental; Grixoa (Santiago), de Sertego Servicios, y el centro de As Somozas, de Xiloga.

Cierre de vertederos municipales en Lugo
1999: Clausura del basurero municipal de Barreiros.
2000: Cierre de los vertederos de Lourenzá, Mondoñedo, Quiroga y Ribadeo.
2001: Antas de Ulla, Chantada, Foz, Monforte, Monterroso, O Saviñao, Pantón, Sober y Taboada.
2002: A Pobra do Brollón, Bóveda, Burela, Lugo y Rábade. 
2003: A Pontenova, Cospeito, O Incio, Ribas de Sil, Riotorto, O Valadouro y Viveiro.
2004: A Pastoriza, Láncara, O Vicedo y Ourol.
2005: Abadín, Becerreá, Carballedo, Portomarín, Samosy Sarria.
2006: Muras y Palas de Rei. 
2007: Castroverde. 
2008: Folgoso do Courel.
2009: O Corgo y Triacastela.
2010: Baleira y Baralla.
2011: A Fonsagrada, Meira, O Páramo, Paradela, Pedrafita do Cebreiro y Pol.
2012: As Nogais.
2013: Cierra el basurero de Negueira de Muñiz, el último de Galicia.

 

Los malos olores desesperan en Sobrado

El vertedero de residuos industriales y no peligrosos de As Pías, en Sobrado dos Monxes, suscita quejas de vecinos en los núcleos cercanos por sus malos olores. Este centro de gestión, propiedad de Gestán Medioambiental, tiene licencia de la Xunta desde 2008. En los últimos años recibe los desechos —residuos no recuperables— de Nostián, la planta de compostaje que procesa los residuos de A Coruña y del Consorcio de As Mariñas. El tráfico de camiones en la zona es constante.

Después de más de diez años en funcionamiento, la antigua cantera de As Pías está saturada y la empresa concesionaria solicitó la ampliación del vertedero con un nuevo vaso de 530.096 metros cúbicos de capacidad. La creación de esta planta generó protestas, pero los vecinos subrayan que las cosas no van a cambiar ahora. "Se antes non o logramos, pouco temos que facer xa", asegura Esther Gómez, vecina de Vilariño.

La cercanía del vertedero nacimiento del río Mandeo y al arroyo de As Pías es otra de las preocupaciones de los vecinos, a las que también se une el BNG. El diputado autonómico del Bloque Xosé Luís Rivas, ‘Mini’, denuncia el peligro del vertido de "lixiviados desde o vaso do vertedoiro".

Un portavoz de Gestán aseguró que no cae una sola gota de liquido fuera del recinto, que cuenta con uno de los mejores sistemas de sellado. Las instalaciones son objeto de constantes inspecciones por la Consellería de Medio Ambiente.

Rivas precisa que la Xunta aprovechó las protestas y la denuncia ante Fiscalía de las irregularidades en el vertedero de Miramontes (Grixoa) y prohibió que se llevasen allí rechazos de Nostián, por superar los máximos de contenido orgánico disuelto. Por ello ve "chocante" que se envíen esos mismos rechazos a Sobrado, sin que las inspecciones de Medio Ambiente detecten anomalías. "A diferenza é que alí se fixo unha plataforma veciñal e aquí non", agrega.

El Consorcio das Mariñas adjudicó a Gestán los rechazos de Nostián a 31 euros por tonelada. A Coruña paga 42 euros por un tipo de basura y 44 para otro. El coste es inferior al de 55 euros ofertado por Sogama.

Rivas alerta del riesgo para la salud de los vertidos de una depuradora en la zona «aos regatos que forman o Vilarcobo, afluente do Mandeo», en Grixalba.

La Xunta suprimió 37 puntos de vertidos ilegales en áreas rurales...
Comentarios