viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

El viento roza los 100 km/hora y deja un reguero de incidencias en la provincia

El árbol caído sobre un coche en O Vicedo. EP
El árbol caído sobre un coche en O Vicedo. EP
 Pedrafita registró la temperatura más baja de Lugo, de 4,3 grados bajo cero, pero la sensación térmica fue muy inferior

Oleaje en Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZEl viento y el frío han marcado un lunes gélido en la provincia de Lugo en el que en algunos municipios, como Portomarín o Viveiro, han registrado rachas de casi 100 kilómetros por hora. La máxima de la comunidad, sin embargo, se alcanzó en la localidad coruñesa de Lousame (113,7 km/h).

 La comarca de A Mariña fue, dentro de la provincia de Lugo, la más afectada por la borrasca que está azotando la Península.El viento sopló con fuerza especialmente en Viveiro (99,5 km/h), pero también en Ribadeo (74,5), Burela (70,9) o Foz (69,2). Así lo recogen los datos recabados por Meteogalicia, que reflejan que en la capital lucense (72) o en Abadín (77,8 km/h) las ráfagas también alcanzaron velocidades considerables, mientras que en Portomarín se llegó a los 97.

 En Viveiro, Portomarín o A Montaña se registraron rachas de viento de casi 100 kilómetros por hora

 El viento causó varios derrumbes de árboles en distintos puntos del litoral. El de mayores consecuencias tuvo lugar en O Vicedo, que llegó a ocasionar un accidente de tráfico durante la madrugada de este lunes. El aparatoso siniestro, en el que un turismo colisionó con un eucalipto que atravesaba la carretera, se saldó sin heridos, a pesar de causar importantes desperfectos materiales. La vía, la LU-862, permaneció cerrada durante dos horas.

FLOTA AMARRADA. La flota pesquera de la costa de Lugo también se vio afectada por el temporal. Los fuertes vientos del nordeste impidieron faenar a las lanchas de bajura, a los cerqueros e incluso a los barcos de arrastre, que permanecieron amarrados en toda la comarca.

Un eucalipto derribado en una carretera de O Vicedo provocó un aparatoso accidente que se saldó sin heridos

MÁS INCIDENCIAS. La caída de árboles sobre el tendido eléctrico en O Corgo provocó que unos 1.500 vecinos de este municipio y del de Castroverde estuvieran sin luz durante toda la tarde 

Los árboles también dejaron incidencias en Terra Chá, A Montaña y A Ulloa. En Vilalba, los derrumbes afectaron al tráfico en Lanzós y provocaron que en Oleiros varias casas se quedasen sin luz. También estuvo cortada la carretera que une Friol y Parga, donde el viento se llevó una barrera del paso a nivel.

En la comarca de A Montaña el viento registró rachas que superaron los 90 kilómetros por hora. Sin embargo, las caídas de árboles no afectaron a ninguna vía principal, y los servicios de emergencia participaron en su retirada en caminos y accesos secundarios, al igual que en la comarca de A Ulloa, donde también tuvieron que retirar postes y otros elementos.

La caída de árboles sobre el tendido eléctrico en O Corgo dejó sin luz a unos 1.500 vecinos de este municipio y del de Castroverde

En la capital lucense, los bomberos registraron cerca de una decena de avisos para recoger cascotes, planchas y tejas. Uno de los más problemáticos tuvo lugar en la Avenida das Américas, donde varios tablones se desprendieron de un edificio.

Las temperaturas mínimas se registraron en Pedrafita do Cebreiro y en Cervantes, donde descendieron a los -4,3 y -3,6 grados respectivamente, en una ola de frío que en Galicia dejó la más baja en Manzaneda, con -7,5 grados. En cualquier caso, la sensación térmica durante la jornada ha estado "muy por debajo" de lo que marcaban los termómetros. Por ejemplo, aunque la mínima en Cervantes ha sido de -1 grados, la sensación térmica ha sido de -9 grados. 

Durante la jornada de este martes se mantendrá la alerta amarilla en el interior de la provincia y la naranja en las zonas costeras por los fuertes vientos del nordeste.

El viento roza los 100 km/hora y deja un reguero de incidencias en...
Comentarios