domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

La venta presencial para el sorteo de Navidad se desploma

Leticia Fernández, dueña de la administración de Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Leticia Fernández, dueña de la administración de Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
La compra en ventanilla bajó en 30% entre julio y octubre respecto a las cifras alcanzadas en el mismo periodo en 2019. Mientras el sistema online crece

La venta de lotería de Navidad en ventanilla descendió un 30 por ciento entre los meses de julio y octubre respecto a las cifras alcanzadas en idéntico periodo del año 2019.

El descenso es global y la provincia de Lugo no escapa de esa caída, motivada por las restricciones al movimiento en todo el territorio, el descenso del turismo, el teletrabajo y la correspondiente bajada de poder adquisitivo derivado de la pandemia por coronavirus. Estos factores supondrían que el Estado dejaría de ingresar 1.200 millones de euros por este concepto, según manifiesta la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae).

La emergencia sanitaria ha provocado que las ventas en las administraciones de décimos correspondientes al sorteo con la cantidad de premios más importante del año se halla visto sensiblemente afectada. Pese a ello, el sorteo de la lotería de Navidad, que tendrá lugar el 22 de diciembre, repartirá este año un total de 2.408 millones de euros en premios, lo que supone 28 millones de euros más que la anterior edición.

Los agraciados con el primer premio, el Gordo, percibirán 400.000 euros por décimo.

Esa caída del 30 por ciento se nota en las administraciones, como reconoce Jesús Camuñas, gerente de la administración de loterías número 3 de Lugo, ubicada en la Rúa Nova.

"Va a ser una Navidad floja en lo referente a la venta de décimos. En la ciudad se nota sobre todo en las empresas que compran y reparten entre sus empleados y clientes. Otros años eran un punto fuerte de ventas y en 2020, con muchas empresas en Erte, el índice bajará notablemente", sostiene.

Además, el cierre de la hostelería provocó que otro de los habituales clientes no reservara sus décimos, que suponen un 20 por ciento del total, dato al que hay que añadir "que este año no tuvimos turistas desde que se pusieron los billetes a la venta en julio", señala Jesús Caamuñas. Se mantiene, eso sí, la confianza de sus clientes habituales, señala.

"Todos los años recibo muchas llamadas de clientes que sueñan con un número y nos llaman para comprobar que lo tenemos disponible. Habitualmente acabados en 9 y 7", explica, mientras que los supersticiosos buscan el número 13. "Es una venta en firme todos los años, no falla", explica.

Los datos registrados hasta el momento en la comarca de A Mariña coinciden con los reflejados en la capital, puesto que la cancelación de "las numerosas fiestas patronales hizo que las comisiones no vendiesen participaciones en verano y que ni centros educativos, ni comercios ni empresas hicieran lo propio marco un descenso de ventas que se notó mucho", apunta Leticia Fernández, propietaria de la administración número 1 de Ribadeo.

VENTA ONLINE. Como contrapartida a la bajada del despacho en ventanilla, el formato digital aumentó significativamente, sobre todo entre la población de más de 65 años.

Las administraciones pueden enviar a cualquier punto del país los décimos y en menos de cuarenta y ocho horas el cliente lo recibe en su domicilio.

La venta presencial para el sorteo de Navidad se desploma
Comentarios