sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

UU.AA. alerta de que las ganaderías de carne pueden perder 21,7 millones

Protesta delante de un supermercado lucense. VICTORIA RODRÍGUEZ
Protesta delante de un supermercado lucense. VICTORIA RODRÍGUEZ
El sindicato cifra en 6.000 las explotaciones de la provincia que venden el kilo un euro por debajo de su coste de producción

Cerca de ochenta ganaderos convocados por Unións Agrarias (UU.AA.) se congregaron este martes delante de la cadena Lidl en la capital lucense para reclamar medidas urgentes ante una situación que consideran de emergencia para la viabilidad de sus explotaciones. El responsable de agricultura y producciones en extensivo del sindicato, José Ramón González, cifró en 6.000 las explotaciones de carne de Lugo que, de seguir con la tendencia en los precios, podrían llegar a perder este año un total de 21,7 millones de euros.

González indicó que desde el comienzo de la crisis sanitaria el kilo de carne de ternera bajó en origen por debajo de su coste de producción, y si a los ganaderos les está costando producirla entre los 5,05 y los 5,37 euros, están percibiendo por cada kilo cuatro euros. UU.AA. denuncia que estos precios se mantienen actualmente, sin que se notase una mejora tras la reanudación de la actividad hostelera y, por tanto, "sen xustificación".

Desde el sindicato también denuncian que, si bien el precio bajó en origen, los consumidores no perciben esta bajada cuando compran en el supermercado. Este fue uno de los motivos que llevó a UU.AA. a situar su protesta frente a la cadena Lidl, donde también realizaron una campaña de sensibilización que consistió en el reparto de folletos entre los clientes que salían de las instalaciones.

En esos folletos advertían de la importancia de comprar carne gallega, "que por desgraza non se atopa nesta superficie e en moitos outros supermercados, onde prefiren traer a carne de Holanda ou de Bulgaria a pesar de ter ganderías de proximidade e de calidade", indicó González.

En este sentido, el sindicato exigió el apoyo de la Xunta para garantizar la viabilidad de un sector estratégico para Galicia y lamentó la "cativa resposta" del Gobierno autonómico a la situación que están atravesando. "O plan de apoio da Medio Rural para paliar as consecuencias da Covid-19 é pouco menos que simbólico, e as axudas directas contempladas chegarían só a un terzo das explotacións de vacún, cuxo futuro están a verse ameazado", añadió González, que indicó que estas explotaciones no se pudieron acoger a ningún Erte y que están sobreviviendo "a base de aforros ou de máis endebedamento", indicó.

Una de esas explotaciones es la del lugués Antonio Fernández, que reconoció que «se esta situación continúa, verémonos obrigados a pechar en pouco tempo, porque estamos perdendo diñeiro». «Só pedimos que se nos teña en consideración», añadió.

"Que imos facer sen sector primario?", subrayó José Ramón González, que indicó que las ganaderías en extensivo son fundamentales no solo en lo que concierne a la economía y provisión de alimento, sino también en la gestión del territorio como forma de prevención de incendios forestales y en la lucha contra la despoblación, que castiga especialmente a las provincias de Lugo y Ourense donde se sitúan en su mayor parte -en Galicia el sindicato contabiliza 10.000, de las cuales 6.000 están en la provincia de Lugo, según indicaron-.

"A nosa carne, dunha grande calidade, ten que estar certificada como Ternera Gallega"

"É fundamental que as administracións velen polo cumprimento da Lei de Cadea Alimentaria. Unha norma que, a pesar de prohibir expresamente a venda a perdas, leva meses sendo incumprida", reiteró González.

Esta situación también afecta a explotaciones que producen en ecológico, como la de José Ángel Regueiro. Vocal del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega), este ganadero asegura que "o pulo deste tipo de produción viuse freado coa crise, e ademais vivimos a mesma situación de parón de vendas e baixada de prezos, coa particularidade de que en ecolóxico a produción é máis cara", comentó.

Desde el sindicato no solo apelan a las administraciones, sino también a la responsabilidad de los consumidores con una campaña que empezó en Ourense, tuvo ayer su continuación en Lugo y visitará próximamente otras ciudades de Galicia.

González declaró el interés del sindicato en que los consumidores conozcan la procedencia de la carne y en señalar a las empresas que no compran producto gallego. "A nosa carne, dunha grande calidade, ten que estar certificada como Ternera Gallega" , indicó.

UU.AA. alerta de que las ganaderías de carne pueden perder 21,7...
Comentarios