martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Una tormenta de granizo y pedrisco desata el caos en la provincia

Granizo en As Pontes. EP
Granizo en As Pontes. EP
Cortada la N-VI en Baralla ► O Vicedo estuvo casi una hora sin luz y tres adultos y un niño quedaron atrapados en un ascensor

El tiempo inestable registrado este domingo originó granizadas y rachas de fuerte viento que afectaron a varios municipios de la provincia, principalmente en A Montaña. En otros puntos solo hubo un fuerte chaparrón. Uno de los lugares más afectados fue Baralla, donde la tormenta provocó la caída de un árbol que cortó la carretera N-VI, a la altura de kilómetro 470. Personal de conservación de carreteras retiró el tronco de la calzada. El incidente se produjo hacia las seis de la tarde.

A esa misma hora, efectivos del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de Becerreá, donde también granizó y se dejó sentir el viento, retiraron las ramas de un castaño que obstaculizaban el tráfico en O Cabo, núcleo de la parroquia de Penamaior.

[Granizo sobre un tejado en Baralla. EP]

Granizo sobre un tejado en Baralla. EP

Las piedras de hielo y las rachas de fuerte viento, causaron desperfectos de pequeña consideración y daños en cultivos en el término barallés, así como una pequeña inundación. En As Pontes (A Coruña), la granizada duró pocos minutos pero fue muy intensa, con desperfectos en persianas y techos. Las ráfagas de aire se llevaron sombrillas de las terrazas y era casi imposible andar por la calle. "Eran unha pelotas de xeo tremendas", comentó un testigo.

El núcleo urbano de O Vicedo se quedó una hora sin luz, entre la una de la tarde y las dos y media. Los vecinos alertaron de que escucharon una explosión procedentes de la torreta situada junto a la Casa da Cultura, de la que también salían chispazos.

Tras varios intentos de rearranque saltaron los automáticos y la localidad quedó sin suministro eléctrico, lo que pudo deberse a la tormenta que durante la mañana descargó en el vecino municipio de Viveiro y por la tarde lo hizo con cierta intensidad en Ribadeo.

Operarios de Blanco Villar, la firma de mantenimiento de Begasa, dieron servicio de manera sucesiva a las distintas zonas. La última en recuperar el fluido fue O Vicedo Vello, pues tuvieron que revisar la torreta de Cedonosa, situada en esa zona. El corte eléctrico dejó a tres adultos y un niño atrapados en el interior del ascensor de un edificio, motivo por el que desde Protección Civil alertaron a los bomberos del parque comarcal de Viveiro, que acudieron en su auxilio. El sábado por la tarde también se desató una tormenta con cortes de luz en Sober, donde algunos núcleos estuvieron seis horas sin electricidad. Monterroso también se quedó a oscuras.

Calles inundadas, tejados rotos y árboles caídos, incidencias en Ourense
La fuerte tormenta con granizo registrada en Ourense dejó cientos de incidencias en numerosos puntos de la ciudad. Calles inundadas, rotura de tejados, árboles rotos y portales anegados son solo algunas de las consecuencias registradas debido al viento y la lluvia. Pasadas las siete de la tarde, las lluvias torrenciales sembraron por momentos el caos en la ciudad, en una jornada marcada por el aviso de alerta amarilla por tormentas en toda la provincia. Entre los principales daños registrados, el viento destrozó parte del tejado del pabellón municipal de Os Remedios, que se ubica en la entrada de Ourense y que fue remodelado el pasado mes de enero. Además, un árbol cortó parte del acceso al Puente Romano, ante la sorpresa de los viandantes. Algunas calles como la avenida Buenos Aires permanecieron cortadas por la presencia de árboles.

Una tormenta de granizo y pedrisco desata el caos en la provincia
Comentarios