Ternera Gallega aprueba que las granjas de Suprema estabulen 2 meses las reses

La asociación de ganaderos de este sello pide ayudas a Medio Rural para adaptarse a esta medida que tendrá dos años de moratoria
Vacas y terneros de Ternera Gallega Suprema. EP
photo_camera Vacas y terneros de Ternera Gallega Suprema. EP

Si en Galicia son cerca de 6.000 las granjas que certifican sus terneros bajo el sello de Ternera Gallega Suprema, más de 5.000 están en la provincia de Lugo. A todas estas ganaderías afectará un cambio de normativa aprobado en el último pleno del consejo regulador de la IXP, que obliga a estabular los terneros los dos últimos meses de su ciclo vital. Una vez publicado en el Diario Oficial de Galicia, las granjas tendrán dos años de moratoria para adaptarse a este nuevo requisito, que será obligado una vez transcurrido este tiempo. En este sentido, la asociación Gandeiros Galegos de Suprema solicitó el martes a la Consellería do Medio Rural una línea específica de ayudas para que los ganaderos se adapten a este cambio.

Para obtener el sello de Ternera Gallega Suprema, hasta ahora, era obligado que un ternero fuese criado con leche materna hasta los siete meses, y sacrificado antes de los diez meses. También que naciese en la granja y pasase en ella todo su ciclo de vida, hasta ser enviado al matadero. La normativa que se está tramitando para entrar en vigor contempla estos mismos requisitos, pero a mayores obliga a dos meses de estabulado. "Ningún cebadoiro vai poder comprar un animal e marcalo como Suprema, só pode quedar nas granxas", matiza.

Desde Gandeiros Galegos de Suprema, con dos vocales en la directiva de la IXP, indican que el cambio tiene por objetivo "ofrecer un produto homoxéneo, algo que nos viña requerindo a distribución". También destacan que "a meirande parte das ganderías xa practica este tipo de manexo", que hasta ahora era una recomendación en las condiciones del sello.

Desde la Consellería de Medio Rural no especifican todavía si pondrán en marcha las ayudas, pero destacan que la homogeneización que se pretende "contribúe a que os produtores de Ternera Gallega poidan seguir mellorando a comercialización, eleva os prezos de venda e, por iso, reforza a competitividade das explotacións".

Críticas del SLG

Este cambio en la normativa fue aprobado con el voto en contra del Sindicato Labrego Galego (SLG), que expresó su rechazo a la medida, por considerar que "afecta a todas as granxas de produción tradicional galegas, tanto a aquelas que ceban acortellado como ás que non", manifestaron.

También destacaron que la medida afecta especialmente a las granjas en ecológico, sin instalaciones para cerrar los animales, y destacan que activarán una campaña de sensibilización ante lo que consideran "unha viraxe industrial da IXP, que vai en contra dos valores cos que se creou esta marca".

Comentarios