Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Ribas de Sil hirvió a 41 grados; Lugo 'se quedó' en 37,3

Bañistas se refrescan en el río Miño. XESÚS PONTE
Bañistas se refrescan en el río Miño. XESÚS PONTE

Los termómetros llegaron hasta los 41 grados en Ribas de Sil y hasta los 40 en Pantón ► En Bóveda, Portomarín o Antas rozaron esta cifra 

Hasta 41,3 grados se registraron en Ribas de Sil, marca este jueves en una provincia de Lugo en la que los termómetros llegaron hasta los 40,5 en Pantón, 39,1 en Bóveda, 38,3 en Portomarín, 38,3 en Antas de Ulla, 38 en Sarria, 37,3 en la capital o 35,2 en Guitiriz. 

Galicia vive este jueves un día de temperaturas extremas derivadas de la ola de calor instalado en la Península Ibérica y que provocaron una alerta generalizada en casi todo el territorio gallego, así como máximas por encima de los cuarenta grados en todas las provincias excepto A Coruña.

Entrada la tarde, la estación meteorológica de Cequeliños, en el municipio pontevedrés de Arbo, marcaba la cifra récord del día al registrar 42,9 grados de temperatura a las 17.00 horas.

Cerca de una decena de estaciones presentaron valores similares a lo largo del día, ya que tanto la provincia de Lugo como la de Ourense superaron también la marca de los 40 grados en lugares como Arnoia, Leiro o Ribas de Sil.

A las cinco de la tarde, A Coruña no había traspasado todavía este umbral, aunque la tónica general a lo largo de la provincia eran temperaturas por encima de los 37 grados centígrados.

Tan solo se han quedado al margen de esta ola de calor en Galicia la costa norte de la provincia de A Coruña y A Mariña lucense, que se han movido todo el día entre temperaturas suaves de entre 20 y 25 grados.

Desde el propio servicio de Meteogalicia han indicado que para el día de mañana se prevén "temperaturas más elevadas todavía", un hecho que ha provocado que la alerta naranja declarada hoy para unos pocos lugares del sur de Pontevedra y del interior de Ourense se extienda mañana a la totalidad de la provincia orensana, al sur de Lugo y a la mayor parte de Pontevedra.

De igual forma, en Meteogalicia pronostican también que será una noche en la que estará complicado conciliar el sueño puesto que el alto nivel de temperaturas registrado durante el día hará casi imposible que las mínimas bajen de los veinte grados durante la madrugada.

Recomendaciones de la Xunta
La Xunta de Galicia, por su parte, ha emitido un comunicado con una serie de recomendaciones al respecto de esta ola de calor, entre las que se incluyen consejos habituales como hidratarse abundantemente, vestir con ropa holgada y de colores claros o evitar la actividad física en las horas centrales del día.

Del mismo modo, piden que no se deje dentro de los vehículos estacionados ni a niños ni a personas de avanzada edad ni a mascotas y que se evite dormir mientras se toma al sol, así como supervisar el cumplimiento de estas medidas por parte de otras personas. 

Ribas de Sil hirvió a 41 grados; Lugo 'se quedó' en 37,3
Comentarios