Del récord del PP en Paradela a la solidez socialista de Ribeira de Piquín

El PSOE también se impuso en Pedrafita y en Negueira, mientras que Guntín y Friol fueron los otros dos bastiones de los populares

Elecciones europeas en Pontevedra. RAFA FARIÑA
photo_camera Papeletas en un colegio electoral. RAFA FARIÑA

Las elecciones al Parlamento europeo dejó el mapa de la provincia completamente teñido del color azul del Partido Popular, que fue la fuerza más votada en 64 de los 67 concellos.

Los populares no solo consiguieron hacerse con prácticamente la mitad de los votos de la provincia —el 49,91%— sino que además su resultado fue espectacular en algunos municipios, como Paradela, donde alcanzaron el 70,65% de los sufragios.

Por su parte, los socialistas sufrieron un serio descalabro y únicamente fueron la fuerza más votada en tres concellos, Negueira de Muñiz, Pedrafita do Cebreiro y Ribeira de Piquín.

Precisamente es en este último municipio donde los socialistas —representados por su alcalde Roberto Fernández Rico— obtuvieron el mejor resultado a nivel gallego, con el 58,20% de los votos emitidos.

El BNG creció 2,70 puntos a nivel provincial, alcanzando el 12,97% de los sufragios frente al 10,27 de las elecciones de 2019.

La baja participación, un 50,47% en el cómputo total de la provincia, frente al 54,82% de las anteriores europeas, fue otro de los datos destacados de las elecciones de este domingo en las que Vox se quedó como la cuarta fuerza, con un 4,38% de las papeletas.

En la comarca de Lugo el rodillo del PP llegó hasta Castroverde

El PP se impuso con rotundidad en los concellos que conforman la comarca de Lugo. En dos concellos, Friol y Guntín, los populares se hicieron con más del 70% de los votos, frente a una caída generalizada del PSOE y un leve repunte del BNG.

En el único concello con alcalde socialista, Castroverde, los populares pasaron de ser la segunda fuerza más votada en 2019 a imponerse ahora con el 47,55% del total de los votos, mientras que el PSOE cayó 17,98 puntos, hasta el 31,25%.

El dominio del PP en la comarca se plasma en el hecho que en todos los demás concellos —Outeiro de Rei, O Corgo, Rábade y Portomarín—, los populares superaron la barrera del 50% de los sufragios.

La comarca de Sarria se tiñe totalmente de azul 

El PP fue el claro ganador de las elecciones europeas en la comarca sarriana donde, a mayores del caso de Paradela, destacaron los de Triacastela, con el 60,4%, y Sarria, donde logró el 50,24% que, si bien no fue el porcentaje más elevado, sí resultó el municipio donde los populares experimentaron el mayor crecimiento (más de 18 puntos), seguido de Samos.

Elecciones europeas en Lugo. SEBAS SENANDE
Elecciones europeas en Lugo. SEBAS SENANDE

El PSOE, por su parte, resistió mejor en Láncara, donde ostenta el gobierno municipal y logró el mejor porcentaje de votos del conjunto de la comarca (27,06).

Si la tónica general fue el crecimiento del PP y la bajada del PSOE, en el caso del BNG no hubo una pauta única. Así, creció porcentualmente en todos los concellos (entre ellos el de Samos, donde gobierna desde el pasado año en coalición con el PSOE), pero no en O Páramo.

El efecto Tomé no fue suficiente para frenar al PP en Monforte

Tomé no fue suficiente en Monforte. La holgada mayoría absoluta que tiene en la alcaldía el presidente de la Diputación de Lugo no se vio reflejada en número de votos en las europeas, pues el PP le superó por 1.152 votos.

El ‘sorpasso’ a los socialistas ya se dio en las pasadas generales y se repitió en las europeas. En 2019, los populares obtuvieron 2.537 apoyos y en esta ocasión han sido 3.184.

También es significativa la subida del BNG, que pasa de 795 votos a 901. Monforte, A Pobra do Brollón y Ribas de Sil fueron los únicos ayuntamientos donde el PP creció en votos respecto a hace cinco años. Curiosamente, ninguno de estos tres municipios tiene alcalde popular.

Vilalba cambia de tendencia con una llamativa caída del PSOE

En la comarca chairega fue llamativa la caída del PSOE en Vilalba, donde pasó de ser la fuerza más votada en 2019, con 3.037 votos, a recibir esta pasado 9 de junio solo 1.165.

El PP subió en la cuna de Manuel Fraga en cerca de 200 votantes, superando los 3.000 (3.018), y el BNG los incrementó en 50 (686). Vox fue la cuarta fuerza, pasando de 159 votos a 244 y Podemos cayó de 418 a 40.

En el resto de las comarcas de Terra Chá, el PP ganó con holgura. Superó en todos los concellos el 50% de los votos, excepto en Pol y Muras, donde se quedó con el 44,94% y 48,42% respectivamente.

También ganó en As Pontes, el concello del presidente de la Diputación de A Coruña y hasta hace poco responsable del PSdeG, Valentín González Formoso.

Pese a que cayó la participación, con más de 2.000 votos menos, el PP sumó 409 nuevos (alcanzó los 1.209) y el PSOE perdió más, 1.681.

En A Mariña, sólo aguantarían los gobiernos de Foz y Viveiro

Los resultados en A Mariña dejan una clara prevalencia del PP, que ganó en todos los municipios, incluso en aquellos donde no gobierna. Los bipartitos de PSOE y BNG aguantarían en Foz y en Viveiro, no así en Burela y Barreiros.

Los socialistas y nacionalistas juntos se impusieron en Foz por 1.811 votos frente a los 1.731 que cosechó el PP y también lo hicieron en Viveiro con 2.651 votos frente a los 2.609 del PP.

Manuel José Pérez vota en las elecciones en Ribadeo vestido del marqués de Sargadelos. AMA
Manuel José Pérez vota en las elecciones en Ribadeo vestido del marqués de Sargadelos. AMA

No así en Burela, donde las fuerzas del bipartito local sumaron 1.290 votos frente a los 1.489 de los populares; ni en Barreiros, donde el gobierno local que encabezan los nacionalistas con apoyo del PSOE se quedó en 533 votos (268 el PSOE y 265 el BNG) frente a los 665 de los populares.

En lo que respecta a las nuevas alcaldías tras las municipales, en Ribadeo el PP sigue en comunión con el electorado y este domingo sumó 249 votos más que en 2019.

En Trabada, el cambio de cara que no de partido, no frenó la subida del PP, dejándose el PSOE 224 votos con relación a las anteriores europeas. Y en Cervo, la baja participación, hizo que todas las principales fuerzas perdiesen votos.

Vox aumentó sus apoyos en la mayoría de los municipios mariñanos con respecto a 2019, solo perdió votos en Barreiros, Burela y A Pontenova

El PSOE resiste en A Montaña, aunque perdería Navia de Suarna

Los municipios de A Montaña, el tradicional feudo socialista en la provincia, fue en donde los de Pedro Sánchez arrancaron sus mejores cifras en estas pasadas europeas.

Aún así, el PSOE solo se impuso en los concellos de Pedrafita do Cebreiro —donde toda la corporación local, encabezada por el histórico José Luis Raposo, es monocolor— y en Negueira de Muñiz. Pero aún a pesar de la victoria, los socialistas se dejaron en ambos municipios un buen puñado de puntos con relación a las elecciones de 2019.

Aunque el PP ganó en los demás ayuntamientos de A Montaña con alcaldes socialistas, en A Fonsagrada el PSOE solo se quedó a 19 votos de ganar a los populares.

En unas hipotéticas municipales, la izquierda seguiría gobernando también en Cervantes en donde PSOE y BNG sumaron más votos que el PP; pero el PSOE perdería Navia de Suarna.

En Becerreá también gobernarían los populares. El PP también reforzó su dominio en los otros concellos en los que ya gobierna, como Baleira, Baralla y As Nogais.

Comentarios