miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Una quinta en el limbo vacunal

(De izquierda a derecha), Santiso, Rodríguez, Nieto, Veleiro.EP
(De izquierda a derecha), Santiso, Rodríguez, Nieto, Veleiro.EP
Lucenses de entre 65 y 74 años se preguntan cuándo se prevé que los de su generación reciban una dosis. Algunos sienten que los anuncios oficiales se están olvidando de ellos
 

El calendario de vacunación se rige por el suministro disponible y por las indicaciones de cada vacuna. En este momento, España administra la de AstraZeneca a los menores de 65 años y el resto a mayores de esa edad por orden de mayor a menor. Acabada ya la administración de la primera dosis de los mayores de 80, está previsto que esta semana 11.600 personas de entre 75 y 79 años del área de Lugo reciban la de Pfizer. Así, muchos de los que tienen entre 65 y 74 años se sienten en una especie de limbo vacunal: demasiado viejos para AstraZeneca, demasiado jóvenes para ser considerados grupos prioritarios.

Hay quien se lo toma con filosofía y hay quien se impacienta pero pocos llevan bien no saber qué previsiones hay para los de su quinta. "Lo que no me explico es que nadie habla de nosotros, no se nos menciona, es como si se hubieran olvidado de nosotros", dice José Manuel Santiso, de 67 años, que fue responsable de Protocolo del Concello de Lugo y está deseando que le vacunen.

Cuando reciba esa cita tiene claro que acudirá, sea cual sea la opción. "Yo me la pondré porque confío. Es verdad que si pudiera elegir querría la de Janssen que es una sola dosis", admite.

En una situación similar se encuentra el periodista retirado Paco Nieto, también de 67 años, a quien sorprende que se vaya desgranando el calendario de vacunas, sin que "se sepa nada de cuando nos toca a los de nuestra generación". Nieto tiene claro que el problema no es tanto "la espera como el hecho de no tener previsión, si a mí me dijeran: te toca en junio, por ejemplo, esperaría sin más".

Él está rodeado de gente ya vacunada. Lo están sus padres, su hermana, a causa de su trabajo, y su mujer, que entra en el rango de edad de AstraZeneca. "En mi caso se da la circunstancia de que soy una persona infartada y tomo medicación. A causa de la pandemia llevo casi dos años sin ir a una revisión, tengo cita para el mes que viene. Me sorprende que algo así no se tenga en cuenta", dice.

Mavisa Rodríguez, de 71 años, que fue profesora de Lengua y Literatura en el IES Virxe dos Ollos Grandes, se debate entre dos deseos. "Por un lado, estoy deseando estar inmunizada. Por otro, quisiera que llegaran más vacunas y que no se planteen administrar la de AstraZeneca a los de mi grupo de edad", explica. Apunta que es una persona con distintas intolerancias a medicamentos y por ese motivo preferiría otra vacuna. "No voy a renunciar a la vacuna. Cuando me citen me pondré la que me ofrezcan pero si puede ser otra lo preferiría", reconoce.

A Elba Veleiro, de 66 años y alcaldesa de Vilalba, es su profesión de médica (ahora en excedencia) la que le marca su visión. "Confío plenamente en que a nuestro grupo de edad lo convocarán cuando toque por protocolo. No tengo ninguna duda ni la percepción de que se estén olvidando de nosotros, pero reconozco que seguramente sea porque, a causa de mi profesión, estoy muy acostumbrada a trabajar con protocolos y entiendo que son imprescindibles", dice.

Una quinta en el limbo vacunal
Comentarios