jueves. 05.08.2021 |
El tiempo
jueves. 05.08.2021
El tiempo

Dos municipios lucenses unidos por una campana

Campana instalada en O Vicedo. EP
Campana instalada en O Vicedo. EP
O Vicedo y Portomarín impulsan una curiosa campaña de promoción turística

Los municipios de O Vicedo y Portomarín, uno en la costa y otro en el interior de Lugo, han decidido unir sus destinos con la colocación en cada uno de ellos de una campana, ambas procedentes de barcos pesqueros, acompañada de una placa en la que se advierte a los visitantes de que si se deciden a tocarla, estarán obligados a visitar el ayuntamiento hermano.

El delegado territorial de la Xunta de Galicia en Lugo, Javier Arias, acompañado del secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, asistía este miércoles a la colocación de una campana en el Fuciño do Porco, uno de los lugares más bellos de la geografía litoral de la provincia, en el municipio de O Vicedo.

En realidad, la colocación de esa campana formaba parte de la iniciativa de promoción turística impulsada por los ayuntamientos de O Vicedo y Portomarín, a iniciativa de sus respectivos alcaldes, Jesús Novo y Juan Serrano.

La campana colocada este miércoles, procedente de un barco pesquero, está acompañada de una placa que advierte a los visitantes de que, si se animan a tocarla, tendrán la "obligación" de visitar Portomarín, en el interior de la provincia de Lugo. En ese municipio hay una composición idéntica que anima, en este caso, a visitar O Vicedo.

Arias destacó el hecho de que ambos municipios se pusiesen de acuerdo para impulsar "esta singular iniciativa, porque va a contribuir a incentivar el tránsito de visitantes entre dos municipios, entre el interior y A Mariña".

A veces, recordó, "las ideas aparentemente sencillas son capaces de provocar movimientos inesperados por su dimensión; estamos viendo ejemplos todos los días. Ojalá que esta colaboración se haga viral y despierte la curiosidad de mucha gente".

"Es una buena idea. Una forma distinta de llamar la atención de los potenciales visitantes" sobre "el impresionante paisaje y los recursos naturales de una provincia que lo tiene casi todo para convertirse en un destino turístico de primer orden", añadió.

"No siempre es necesario gastar cientos de miles de euros para conseguir resultados sorprendentemente satisfactorios. Espero que esta colaboración entre O Vicedo y Portomarín se convierta en un ejemplo del que todos podamos presumir dentro de un tiempo", añadió.

De hecho, se mostró convencido de que las miles de personas que visitan el Fuciño do Porco o la multitud de peregrinos que pasan cada año por Portomarín sentirán "cuanto menos curiosidad" por "conocer el otro extremo de esta nueva ruta que acaba de nacer",

Dos municipios lucenses unidos por una campana