Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

La provincia de Lugo es un reguero

Balsa de aguas fecales en la playa de Remior, en Barreiros. AMA
Balsa de aguas fecales en la playa de Remior, en Barreiros. AMA

 El emisario de Viveiro vierte a la ría, en Arealonga los residuos llegan a la playa y Monforte paga por vertidos al Cabe 

La importancia de tener un buen saneamiento es evidente, pero el elevado coste que suele y el poco rédito político que danhace que a menudo no sean inversiones prioritarias ni para las administraciones ni para los ciudadanos. Prueba de lo mucho que queda por hacer en la provincia es la situación que se da en las rías. Casi todas tienen algún problema achacable en su mayor parte a la obsolescencia de las depuradoras y a vertidos directos o por averías.

Las aguas residuales salen al muelle pesquero en Viveiro
El emisario de Viveiro lleva varios años roto frente a la entrada del muelle pesquero. Hay un convenio entre administrasciones para hacer otro, mientras que la depuradora está pendiente de un informe ambiental. El Concello dice que la actuación excede su capacidad económica y la Consellería de Medio Ambiente culpa del retraso a la entidad local. Vecinos y colectivos denuncian otros vertidos puntuales y directos a la ría. El gobierno local considera que el control compete a la Xunta.

En Burela y Foz, las depuradoras no cubren las necesidades de la población actual, lo que provoca malos olores en Foz y vertidos por desborde en Burela cada vez que llueve fuerte, con inundaciones en el acceso al puerto. Ambos concellos trabajan para dotarse de nuevas estaciones y en Burela se instaló recientemente una nueva trituradora, para aliviar la situación. También Barreiros proyecta una nueva planta. Intenta que la Xunta aporte fondos y espera avances para el otoño por parte de Augas de Galicia, organismo que desde 2009 abrió seis expedientes por los vertidos en la playa de Arealonga, próxima a As Catedrais. La zona está acotada para el baño y el arenal perdió la bandera azul.

La repercusión ambiental para las áreas afectadas por vertidos es indudable, puesto que muchas de gozan de protección especial. 

Ocho puntos de vertido en dos quilómetros del río Cabe
La red de saneamiento monfortina está obsoleta y las filtraciones al Cabe a su paso por la ciudad son continuas. Hay localizados al menos ocho puntos de vertidos constantes en un tramo de dos kilómetros. La Diputación, el Ayuntamiento y Confederación Hidrográfica del Miño Sil firmaron un convenio plurianual con el que pretenden acabar con este problema. Tres focos quedaron elimiandos esta primavera. También recibe aguas sin depurar el arroyo Carballo, a la altura del polígono industrial, donde la depuradora no da abasto. Está previsto que las obras de ampliación empiecen este año. Los vertidos en estos dos puntos han derivado en una treintena de multas entre 2003 y 2006, que superaron los 500.000 euros. Chantada es otra de las numerosas poblaciones de la provincia que necesita ampliar la depuradora o construir una nueva, opciones de las que se habla desde hace años, para evitar vertidos al  Asma. En la zona de O Sangoñedo hay que bombear las aguas residuales hasta la depuradora y, cuando la bomba se estropea, los residuos salen al exterior y llegan al Asma cuando se acumulan. 

Sarria, ejemplo de otra depuradora que no da abasto
Tampoco la depuradora de Sarria da abasto para tratar todas las aguas residuales de la villa. A ello 
se suman filtraciones desde las canalizaciones. Los problemas se arrastran desde hace años y la solución pasaría por una nueva estación. El proyecto fue abordado en abril en una reunión entre Concello y Confederación Hidrográfica, pero no hay nada cerrado.

Descargas al Madanela con las tormentas de verano
Vilalba paga una multa cada verano por los vertidos que llegan al río Madalena. "La depuradora funciona y tiene capacidad de sobra, pero cuando le llega más agua de la que puede soportar tiene un aliviadero y sale al río. Esto se produce cuando hay tormentas al final del verano tras una larga temporada sin lluvias, lo que hace que las tuberías se llenen de porquería", explica el regidor, Agustín Baamonde. Este es un problema que sufren muchas localidades.

En Vilalba da lugar a multas que van de 2.000 a 4.000 euros. Las soluciones que habría sería construir un pozo de tormentas o hacer una red separativa de aguas residuales y pluviales, de "tremenda" dificultad. "Obligaría a poner doble tubería en todas las calles de Vilalba", explica el regidor.

Castro de Rei tiene un proyecto para ampliar la Edar del polígono de Castro (redactado y presupuestado en 1,8 millones) y también está previsto ampliar la depuradora urbana. "El saneamiento se hace, el problema es la capacidad de vertido. Hay que ampliar", dice el regidor, Francisco Balado, que asegura que en general "se invierte muy poco en saneamiento". "Todas las administraciones pecamos de hacer las obras que se ven y dan votos, pero el saneamiento es muy importante", recalca.

Cospeito tiene depuradoras en Muimenta y Feira do Monte. Esta es nueva y además se alejó de la laguna. En Guitiriz se está haciendo un colector en el río Forxá para poner fin a los vertidos. En Meira, el alcalde demanda ayudas a la Confederación, la Xunta y la Diputación para poder ampliar la depuradora, que abarca el núcleo urbano y el polígono.

En general, los concellos más pequeños de A Chaira tienen pequeñas estaciones depuradoras, pero estas no cubren ni de lejos todo el territorio porque hay muchas parroquias sin red de alcantarillado. Los alcaldes aluden como dificultades las orografía (la planicie obliga al bombeo), la dispersión poblacional y la extensión territorial, lo que implica un desembolso que no pueden afrontar, dicen. En la zona rural las fosas sépticas particulares son la fórmula más habitual de recoger las aguas residuales, cuyo vaciado corre a cuenta de cada propietario y suele hacerse sin control.

La provincia de Lugo es un reguero
Comentarios