jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Una peregrina de nueve meses

La familia al completo al llegar sábado a Santiago. 'ME PONE VIAJAR'
La familia al completo al llegar sábado a Santiago. 'ME PONE VIAJAR'
Una bebé andaluza acaba de completar, junto a sus padres, el Camino Primitivo desde Oviedo en doce etapas. La familia creó el blog 'Me pone viajar' para contar su experiencia

Andaluza de Jaén y con solo nueve meses de edad, la pequeña Gala llegó sábado a Santiago de Compostela como culmen de una aventura que inició el pasado 10 de agosto en Oviedo.

Y fue a lo largo de esos doce días, montada en la parte de atrás de la bicicleta que conducía su padre, cuando las tiernas retinas de esta pequeña se tiñeron para siempre de la gran variedad de colores con las que el Camino Primitivo sorprende a todos sus peregrinos. Verdes, cuando en ellas se reflejaban los frondosos bosques de las montañas asturgalaicas; azules, cuando lo que admiraban eran las aguas de las corrientes fluviales o el embalse de Grandas de Salime; grises, al contemplar la mole granítica de la catedral de Lugo, o castaños como la tierra mojada de la senda que la llevaba a su destino y que a cada pedalada de su progenitor hacía que la meta de Santiago estuviese cada vez más cerca.

Pero seguro que sábado los ojos de Gala, igual que los de sus padres -Mada y Ricardo-, adquirieron un brillo especial de emoción cuando en la Praza do Obradoiro vieron, por fin, rematada una aventura que los tres quieren ya volver a repetir.

Y es que en este año tan extraño por la situación sanitaria, esta joven familia andaluza vio en el Camino el destino más seguro para esquivar el Covid-19.

Mada, la madre de Gala, también se sacaba así la pequeña espina que tenía clavada cuando, hace dos años, iniciaba en Oviedo esta misma ruta pero que tenía que abandonar antes de llegar a su ecuador al no disponer de más días libres en su trabajo.

Sábado con sus tres compostelas debajo del brazo, la familia vio cumplido su sueño de llegar a Santiago y completar un viaje de doce días que no estuvo exento de dificultades, ya que a las orográficas que impone esta variante del Camino, hubo que añadir una meteorología que les fue adversa durante muchos días, con mucha lluvia y frío para este atípico mes de agosto.

Tampoco faltaron averías mecánicas, como los dos pinchazos que sufrieron el viernes, cuando totalmente empapados por la lluvia ya casi empezaban a vislumbrar Santiago.

Pero Mada y Ricardo tuvieron una excelente motivación para no cesar en su empeño. El extraordinario carácter de la pequeña le hizo ganarse el cariño de todos los peregrinos que se encontraron con ella, "durante el día nunca dio ningún problema iba mirando de un lado para otro y por las noches durmió siempre del tirón", explica su madre, quien también destaca el buen trato que recibieron en todos los albergues en los que pernoctaron, sobre todo en los de Lugo, y los excelentes protocolos anticovid que tenían todos ellos.

La familia emprende domingo su regreso a casa y sus mochilas no solo van cargadas de recuerdos, sino también del convencimiento de que, en poco tiempo, regresarán al Camino, "cuando Gala ya sea más mayor y pueda sorprenderse y recordar todo lo que ha visto".

En todo caso, la pequeña siempre tendrá un baúl en el que poder rememorar su primera aventura. Sus padres son los fundadores del blog 'Me pone viajar'. A través de esta página web y de las redes sociales Facebook e Instagram, fueron contando todo lo que les deparó el Camino cada jornada. Seguro que Gala, cuando lo sepa hacer, no se cansará de leerlo.

Una peregrina de nueve meses
Comentarios