domingo. 21.07.2019 |
El tiempo
domingo. 21.07.2019
El tiempo

El partido no prevé que Campos y Tomé midan fuerzas en una votación 

Tomé y Campos. ARCHIVO
Tomé y Campos. ARCHIVO

La ejecutiva provincial prevé enviar su propuesta de diputados y presidente a Ferraz, que será quien decidirá sobre ambos

La existencia de dos candidatos a presidir la Diputación en 2015  provocó que el PSOE articulara una asamblea provincial para que sus miembros eligieran entre Juan Carlos González Santín y Manuel Martínez y quienes serían sus respectivos diputados. Sin embargo, en este momento no está prevista una votación de este tipo, según indicó ayer el equipo del secretario provincial, Álvaro Santos.

Los estatutos del partido prevén que, al día siguiente de la constitución de las corporaciones locales, la ejecutiva provincial del PSOE proponga una lista de diputados. Esta se envía a la comisión federal de listas para que "decida en última instancia". A continuación se informa "a todos y cada uno de los concejales por notificación personal y urgente con precisa indicación de la decisión adoptada".

Los diputados tienen que ser votados por los concejales de cada partido judicial y cabe la posibilidad de que aquellos que estén en desacuerdo con la propuesta de Ferraz no lo hagan, pero no tendría mayores consecuencias salvo el ser considerado un acto de indisciplina y evidenciar la fractura del partido.

A continuación, y previa consulta con los diputados elegidos, la ejecutiva provincial debe proponer a uno de ellos para presidente, "previa información y consulta con la ejecutiva regional". La propuesta tiene que ser votada "personalmente y en secreto" en el comité provincial, donde están representadas todas las agrupaciones locales. De nuevo será Ferraz quien tendrá la última palabra. No obstante, en este punto lo lógico es que no haya ningún problema porque se supone que es algo ya consensuado cuando Ferraz aprueba la lista de diputados. En el pasado, la dirección federal dejó hacer a la provincia.

El partido no prevé que Campos y Tomé midan fuerzas en una votación 
Comentarios