miércoles. 16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo

El ocio nocturno acoge con ciertas reservas su reapertura en verano

Local de ocio nocturno en Lugo. XESÚS PONTE (ARCHIVO)
Local de ocio nocturno en Lugo. XESÚS PONTE (ARCHIVO)
La Xunta prevé realizar pruebas piloto "en el plazo de un mes" para planificar la desescalada en pubs y discotecas, cerrados desde agosto

Los negocios dedicados al ocio nocturno de la capital lucense y de otros puntos de la provincia han recibido con mucha cautela, incertidumbre y ciertas reservas la previsión de la Xunta de Galicia de reabrir sus locales antes del verano.

Así lo avanzó este domingo el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, explicando que el ejecutivo evalúa la posibilidad de realizar "experiencias piloto en el horizonte de un mes" para abordar "con qué condiciones" podría permitirse la reapertura de pubs, discotecas, salas de fiestas, cafés-espectáculo o salas de conciertos "a principios de verano".

Estos negocios del sector del ocio nocturno llevan cerrados desde el mes de agosto de 2020 — aunque en realidad solo pudieron abrir cinco semanas en 13 meses desde que se inició la pandemia—, por eso la Xunta cree que, una vez que se ha retrasado el toque de queda y se ha ampliado el horario de los restaurantes hasta las 23.00 horas, "el siguiente paso" sería extender también la apertura de otros establecimientos de hostelería.

Por ello estudian una posible desescalada en un sector que, por sus características, requiere de "pasos especialmente cuidadosos", confirmó Rueda, recalcando que la idea por la que apuesta el ejecutivo gallego es la de flexibilizar las restricciones "poco a poco" para evitar un nuevo cierre de los interiores de los locales, como ha ocurrido en otras comunidades.

REACCIONES. Las manifestaciones de Alfonso Rueda han generado reacciones muy diversas entre los empresarios del sector. Hay quien cree que hablar de iniciar una posible desescalada en el mes de mayo, aunque sea con unas pruebas piloto, "es precipitado".

"Estamos muy fastidiados, pero visto el índice de vacunación que hay a día de hoy, creo que sería mejor esperar un poco más para abrir", apunta José, el propietario de un pub del centro de Lugo que lleva abierto desde el año 94.

Y es que este empresario de la noche defiende que un nuevo paso atrás sería un golpe casi definitivo para ellos. "Si abrimos y nos vuelven a cerrar, sería anímicamente insostenible", asegura, consciente de que muchos compañeros del sector ya no volverían a abrir nunca más las puertas de sus negocios.

Uno de los que no hizo el intento el pasado verano, y previsiblemente tampoco lo hará este, es Rubén Cabana, del pub Dvorak, quien cree que las opciones que se barajan harán la apertura de los locales "muy complicada".

"Se habla de que vamos a estar sin música, porque al abrir las ventanas para ventilar esta sale a la calle y se produce contaminación acústica. Es todo una controversia. Es como abrir una carnicería sin carne", apunta este empresario.

Además, Rubén cree que para el sector sería imprescindible ampliar algo más el horario —se baraja la opción de abrir hasta la 1 de la madrugada— y esperar a que se levante el estado de alarma y el toque de queda. "Eso es básico", dice.

Estas o cualquier otra medida que ayude a reactivar el sector es por lo que apuesta Juan Rogero, del Gandul, quien cree que la prueba piloto de la que hablan desde la Xunta se realizará "en un par de locales por ciudad".

"Comentan que abrirán con un aforo del 50% y se hará un seguimiento con pruebas de antígenos a las personas que acudan a estos negocios", indica el empresario lucense, que lo que desea por encima de todo es "trabajar".

"Llevamos 13 meses parados, haciéndonos cargo de los gastos de un negocio cerrado. Necesitamos abrir", afirma, avanzando que también están previstas otras medidas como la instalación de purificadores de aire. "Lo que sea pero que nos permitan trabajar", insiste molesto.

PÉRDIDAS. En lo que coinciden todos es en que las pérdidas de estos meses son "incalculables" y que el sector deberá afrontar una renovación que ni ellos mismos saben por dónde irá encaminada. "La gente lleva más de un año sin salir de fiesta, ha cambiado por completo sus hábitos", afirman, reconociendo que el futuro es "incierto". "Estamos endeudados y hartos", dicen.

As Pontes estrena nivel medio de restricciones

La localidad fronteriza de As Pontes se estrena hoy en el nivel medio de restricciones, en el que también permanecerán los municipios de Trabada, Brollón y Meira. En todos ellos los aforos de bares y restaurantes se sitúan al 30% en el interior y a la mitad fuera.
Barreiros
Es el único concello de la provincia que está en el nivel alto, junto a Cortegada, O Barco, Padrenda, Rubiá, Lobeira, Boimorto, Boiro y Cambre. En este caso, las limitaciones se ampliarán en la hostelería, donde solo se podrá servir en terraza con un 50% de aforo.
Nivel máximo
A Pobra do Caramiñal, O Grove, Cualedro y Carballeda de Valdeorras tienen una incidencia acumulada a catorce días superior a los 500 casos por 100.000 habitantes. En ellos la movilidad está reducida al término municipal, la hostelería solo sirve a domicilio o para recoger y están prohibidas las reuniones de no convivientes.

El ocio nocturno acoge con ciertas reservas su reapertura en verano
Comentarios