Miércoles. 22.08.2018 |
El tiempo
Miércoles. 22.08.2018
El tiempo

Ni un rincón sin su Carnaval

Desfile de Abadín
Desfile de Abadín

El Círculo o Santalla de Lamas, en la capital, y Abadín, en A Terra Chá, disfrutaron de la fiesta con ánimo de cachondeo

Lugo se aproxima al martes de Carnaval con unas ganas que parecen multiplicarse por momentos. No hay rincón de la provincia que no esté disfrutando a su manera de la fiesta del cachondeo por excelencia.

Uno de esos rincones en los que el Entroido siempre acude a la cita es el salón regio del Círculo de las Artes, que en la noche del sábado celebró su concurso de disfraces, uno de los más renombrados de los que se celebran en la capital. Los disfraces vencedores en las distintas categorías fueron: Pérdida en la selva (individual), Fantasía oriental (parejas) y No hay color (comparsas).

Las máscaras y los disfraces inundaron también el domingo el pabellón municipal de Abadín, donde el Concello organizó su multitudinario desfile, uno de los que más dinero reparte en la comarca chairega. Personajes de cuento y películas, animales y hasta algún afortunado tocado por el Gordo de la Lotería concurrieron a un certamen que nunca defrauda.

La fiesta se trasladará este lunes a otros puntos de Terra Chá. Así, se celebrará el tradicional baile del Rácing Vilalbés con dos sesiones, una para niños y otra de adultos, o los concursos de disfraces de Castro de Ribeiras de Lea, Meira o Xermade, en los que las risas y la música están aseguradas.

Risas y música es precisamente lo pusieron en grandes cantidades las charangas que el domingo recorrieron diversos zonas de la capital provincial para animar la calle. Actuaron Son de Lugh, Os Amigos de Manolo, Paradela y el grupo Os Campeiros de San Xoán do Alto.

Ya en la zona rural de la capital, miembros de la asociación de vecinos Os Seis Muíños de Santalla de Lamas recorrieron disfrazados los lugares de la parroquia llevando la fiesta a mayores y niños.

Otros niños que lo pasaron bien a cuenta del Carnaval fueron los alumnos del colegio María Auxiliadora. Los de educación infantil desfilaron por el patio con unos disfraces que rendían homenaje a los personajes más tradicionales del Entroido lucenses, como los Xenerais do Ulla, los Peliqueiros de Laza, los volantes do Entroido Ribeirao o las Pantallas de Xinzo.

Ni un rincón sin su Carnaval