Licitan por 2,3 millones las obras de la vía que enlaza la N-6 con la A-6 en Baralla

Afectan a casi 4,5 kilómetros de la vía autonómica LU-710 ► El plazo para ejecutar los trabajos es de un año y medio
undefined
photo_camera Un tramo de la vía autonómica LU-710. GOOGLE MAPS

La Xunta de Galicia sacó a licitación por 2.325.611 euros la ejecución de las obras de acondicionamiento y mejora de la LU-710, la carretera que enlaza Baralla con O Cádavo, concretamente en el tramo que enlaza la Nacional 6 con la Autovía del Noroeste en el término municipal barallés. Las empresas interesadas en presentar sus ofertas disponen de plazo para hacerlo hasta el próximo 13 de marzo, tal y como se refleja en la publicación de este viernes de la Plataforma de Contratos de Galicia.

Estos trabajos disponen de un periodo de ejecución de 18 meses y desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade confían en poder adjudicar las obras el próximo mes de junio para así iniciarlas durante el verano y que a finales del año 2025 o principios de 2026 se puedan dar por finalizadas.

La actuación, muy demandada por vecinos y usuarios de esta carretera, busca mejorar la "seguridade viaria na contorna", explican desde la Xunta, desde donde especifican que se procederá a ensanchar la calzada en un tramo de cerca de 4,5 kilómetros de longitud, para lo que ya se ha procedido a la expropiación de un total de 138 parcelas, es decir, 28.347 metros cuadrados de superficie, a las que se destinaron 227.286 euros.

De esta forma, la vía, una vez acondicionada, contará con una plataforma ampliada a siete metros de sección, sin incluir las cunetas, con un carril por sentido de tres metros cada uno y aceras de medio metro, según detallan desde el Gobierno autonómico.

A mayores, se mejorará "puntualmente" el trazado afectado con hasta ocho variantes, unas en alzado y otras en planta, para "aumentar a visibilidade e a perceptividade en tramos concretos" y se implantarán paradas de bus, tal y como recoge el proyecto.

Intersección con la N-6. Dentro de este proyecto se incluye la remodelación de la intersección con la Nacional 6. La solución que se contempla en las condiciones técnicas pasa por canalizar la circulación habilitando un carril central de espera e instalando cuñas de cambio de velocidad, lo que favorecerá los dos giros a la izquierda que hasta el momento se realizan de forma directa.

La inversión destinada a las obras de este tramo de la LU-710 fue acordada durante el Consello de la Xunta del pasado 18 de enero, un anuncio que el presidente autonómico realizaba junto al de la partida que se dedicará al arreglo de la LU-540, entre Viveiro y Cabreiros. En este caso serán 15 millones de euros.

Comentarios