viernes. 02.10.2020 |
El tiempo
viernes. 02.10.2020
El tiempo

Julio arroja un récord histórico en la venta de coches en la provincia

Un vendedor le muestra el interior de un turismo a un posible cliente, en el concesionario Lugo Motor. XESÚS PONTE.
Un vendedor le muestra el interior de un turismo a un posible cliente, en el concesionario Lugo Motor. XESÚS PONTE.
El porcentaje aumentó el mes pasado un 24 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019. En Lugo se vendieron 510 automóviles

El mes de julio se despidió con unas cifras récord en la venta de turismos y todoterrenos nuevos en los concesionarios de la provincia. El porcentaje aumentó en Lugo en un 24 por ciento con respecto al mes de julio de 2019, mientras que la media nacional únicamente sufrió un repunte del 3 por ciento. En Galicia, el incremento llegó hasta el 16 por ciento en la venta de vehículos a particulares.

Así las cosas, en el anómalo mes de julio se vendieron en Lugo 510 automóviles, 347 de ellos a particulares y 156 a empresas. Las cifras del año pasado en el mismo mes fueron de 408 unidades vendidas, 262 fueron adquiridas por clientes particulares, mientras que las 146 restantes se entregaron a empresas.

Actualmente, los automóviles con motores impulsados por gasolina y los híbridos son los vehículos más demandados, con una cuota de mercado que araña el 80 por ciento. La compra de este tipo de coches aumentó en Galicia en un 101 por ciento el pasado mes.

Sin embargo, el buque insignia durante muchos años, los diésel, sufrieron un descenso significativo en ventas, con una caída del 37 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

“Los clientes no pudieron comprarse un coche durante varios meses por el cierre y este efecto embalse ha impulsado la decisión de cambiar de coche"

Por otra parte, el plan Renove anunciado por el Gobierno para la compra de un nuevo vehículo fue uno de los condicionantes más relevantes de este repunte en ventas “y tiene margen para ser más determinante, ya que desde que estuvo operativo se acogieron el 20 por ciento de las matriculaciones”, matizan desde Faconauto, la patronal que integra a las asociaciones de concesionarios.

Precisamente, los concesionarios esgrimen varios motivos para explicar un incremento en las ventas tan significativo en un año marcado por el confinamiento, un factor que supuso su cierre durante dos meses.

Benito Mayor, responsable de ventas del grupo Breogán Motor, analiza esta situación de repunte desde un prisma temporal. “Los clientes no pudieron comprarse un coche durante varios meses por el cierre y este efecto embalse ha impulsado la decisión de cambiar de coche. Los clientes tuvieron mucho tiempo para informarse y ahora llegan al concesionario con la decisión de qué coche comprar tomada”, asegura Mayor, quien ve “en el tráfico de exposición”, un signo innegable de este excelente momento.

DEMANDA CONTENIDA. Genaro Saavedra, gerente de Grupo L-Motor, asegura que este repunte mensual se debe a “la demanda contenida”, que se dio durante los meses de confinamiento forzoso.

El empresario manifiesta que los vehículos diésel están en plena bajada y que la mayor demanda de ventas se produce en “los coches con motores de gasolina, alrededor de un 70%, mientras que en los motores que funcionan con gasoil el porcentaje baja hasta el 30 por ciento”, concluye Saavedra.

Julio arroja un récord histórico en la venta de coches en la provincia
Comentarios