La Diputación aprueba en pleno los presupuestos de 2024, que ascienden a 116 millones

José Tomé destacó el carácter "profundamente social" de los fondos provinciales
Sede de la Diputación de Lugo. EP
photo_camera Sede de la Diputación de Lugo. EP

El pleno de la Diputación de Lugo aprobó este martes el presupuesto de la institución provincial para el próximo año, que asciende a 116 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,3 % en relación con las cuentas del año en curso, gracias a los fondos europeos que consiguió la entidad.

Los presupuestos fueron aprobados con los votos de la mayoría absoluta que suman los diputados del bipartito formado por socialistas y nacionalistas, frente a la oposición del Partido Popular.

El presidente de la institución provincial, José Tomé, recordó que este es uno de los acuerdos más importantes de la propia acción de gobierno, dado que el presupuesto es el documento que marca la hoja de ruta de la propia Diputación y ha sido aprobado "en tiempo y forma para que entre en vigor a principios de año".

"Son unos presupuestos realistas y útiles, inversores y profundamente sociales, con los que, en colaboración con los ayuntamientos, acercaremos servicios públicos a los vecinos y vecinas, e impulsaremos la economía vinculada a los sectores estratégicos", añadió.

Consolidan "el peso específico de las políticas sociales, dedicándoles más un tercio del total del presupuesto, hasta alcanzar los 38millones de euros, un 3 % más que en este año", de los que 11 millones son para mantener los 9 centros públicos de atención a mayores que están en servicio y avanzar en los proyectos comprometidos en otros 9 ayuntamientos de la provincia", subrayó la diputada de Economía, Mayra García.

Además, aumenta hasta los 21,75 millones de euros el plan de cooperación con los ayuntamientos, lo que supone transferirles el 20% de los Presupuestos provinciales "con criterios públicos y objetivos, y respetando su autonomía municipal", frente al "raquítico 1,1 % que destina a la Xunta".

Las partidas para la mejora de la movilidad en carreteras provinciales y municipales se incrementan en un 11%, alcanzando los 20 millones de euros en el 2024, una subida que se eleva al 42 % en los últimos cinco años.