Los canales están atascados y la Terra Chá no desagüa para sembrar el maíz

A Limia ya perdió la cosecha de trigo y granjas lácteas de A Chaira piden la limpieza de cauces junto a una superficie forrajera imprescindible
En algunas fincas todavía no se ha podido cortar la hierba para rotar el cultivo. D.V.
photo_camera En algunas fincas todavía no se ha podido cortar la hierba para rotar el cultivo. D.V.

La Terra Chá necesitará más de una semana sin lluvias antes de que los ganaderos puedan entrar en muchas fincas para sembrar el maíz forrajero. En Castro de Rei o Cospeito muchos señalan al cielo y la excepcional cantidad de lluvia caída desde principios de año pero también a la falta de limpieza que ha atascado los canales e impide el desgüe del agua acumulada en las parcelas en un momento en que las labores para esta cosecha forrajera clave en las explotaciones lácteas deberían estar al 80% y apenas han comenzado.

Aflora el agua, las estrechas carreteras de la época de colonización están deterioradas y el cambio de planes no es baladí para muchas economías pues tanto los granjeros como las empresas de servicios agrícolas tienen la maquinaria paralizada, eso sin contar que muchos habían comprado una simiente y deberán cambiarla por otro maíz de ciclo más corto, ante la demora en plantar. 

Muchas parcelas se encuentran impracticables para la maquinaria agrícola. D.V.
Muchas parcelas se encuentran impracticables para la maquinaria agrícola. D.V.

"É un ano bastante excepcional, totalmente inesperado —reconoce Eloi Villada Legaspi, de la Sociedade Galega de Pastos e Forraxes—, pois este 2024 levan caídos 2.500 litros por metro cadrado, cando o habitual é que choveran 1.200 litros/m2 e estamos falando de zonas de solos hidromofos que teñen debaixo unha capa de arxila que necesitan canles de drenaxe porque se non a auga mantense na superficie". La propia Agencia Estatal de Meteorología había calificado el año hidrológico 2022-2023 de muy húmedo en el interior de Galicia, en un marco de sequía general. 

Ganaderos reclaman la limpieza de los canales para que baje el nivel del agua. D.V.
Ganaderos reclaman la limpieza de los canales para que baje el nivel del agua. D.V.

El ingeniero agrícola de la entidad radicada en A Pastoriza compara la situación con la de Holanda, con llanura agrícola ganada al mar y donde la limpieza de canales también es imprescindible, incluso teniendo la mitad de precipitaciones que A Chaira.

"Despois do 2020, este é o segundo ano máis chuvioso pero non creo que os 45 días de atraso vaian arruinar as explotacións; aquí aínda non plantaron mentras que na Limia, en Ourense, si perderon as colleitas de trigo", explica Villada, recordando además el gran número de alisos muertos en las riberas del Miño y otros ríos y regatos, que atorando los cauces. Sostiene que las administraciones, tanto la de policía de aguas como otras, deberían mantener y avisar sobre la situación de la comarca, en un momento complicado para las explotaciones lácteas y toda la economía que las rodea. 

Uno de los pocos campos en Triabá que pudo ser sembrado en fecha. D.V.
Uno de los pocos campos en Triabá que pudo ser sembrado en fecha. D.V.

Recuerda que muchas granjas punteras llegan a dedicar el 100% de sus terrenos al maíz forrajero y en otras supera el 60% de sus cultivos, lo que revela el peso en la ración de las vacas frisonas. "Ao mellor este ano teñen que levantar un pouco o pé na produción de leite e creo que máis herba, con dous cortes, e menos millo, plantando un de ciclo corto, sería máis rendible pois esixiría menos investimentos en sementes, fertilizantes, plaguicidas, maquinaria... estando menos expostos a imponderables como as grandes choivas e temperaturas por debaixo das acostumadas nesta época do ano", argumenta Villada.

Otra de las parcelas anegadas en Castro. D.V.
Otra de las parcelas anegadas en Castro. D.V.

No obstante, al igual que ganaderos consultados, cree que la Confederación Hidrográfica debería mantener limpios los canales en una zona intensiva en la producción de forrajes. Galicia, con más de 70.000 hectáreas dedicadas a maíz forrajero, y Lugo como principal provincia de cultivo, están a la cabeza de España. Aunque todavía las praderas folifíticas superan las 150.000 hectáreas (85.000 en Lugo) y los prados naturales lucenses ocupan 138.000 hectáreas, según la última encuesta de superficies y cultivos publicada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Comentarios