Los cambios en la Xunta pueden arrastrar diversas piezas en Lugo

Javier Arias continuará como delegado de la Xunta en Lugo y Balseiro sería el sustituto de la nueva conselleira de Lugo en el Senado ► Encarna Amigo, Nicole Grueira y Katy Varela podrían ser diputadas en O Hórreo si a ambas renuncias al escaño se suma la de Villares
Rueda, entre Candia y Arias el sábado en Santiago. PEPE FERRÍN
photo_camera Rueda, entre Candia y Arias el sábado en Santiago. PEPE FERRÍN

Los movimientos iniciales de Alfonso Rueda a la hora de colocar las piezas en la nueva Xunta provocarán un efecto dominó que en esta ocasión será especialmente significativo en la provincia de Lugo, donde las réplicas afectan a cuatro escenarios: Xunta, Parlamento, Senado y Concello. Eso provocará que las listas electorales corran y que varios escaños cambien de inquilino.

Detrás de la líder provincial del PPdeG y vicepresidenta del Parlamento, Elena Candia, figuraba en la candidatura lucense del 18-F Javier Arias Fouz. El actual delegado de la Xunta en Lugo está llamado a repetir en el cargo, algo que se confirmará en los próximos días o semanas, una vez Rueda vaya completando los llamados segundos niveles de la Xunta. Arias renunciaría a su escaño en O Hórreo para volver a la delegación, lo que llevaría al Parlamento a la número 9 de la lista: Encarna Amigo. Ella es además una de las diputadas veteranas y portavoz de sanidad.

Tras Arias iba en la lista, como número 3, Alfonso Villares. Ratificado este domingo como conselleiro de Mar, si Alfonso Rueda mantiene la filosofía de que la mayoría de sus conselleiros no tengan escaño, sería otra renuncia que permitiría entrar en la Cámara gallega a la joven Nicole Grueira, de Pol, presidenta de Novas Xeracións de Galicia y que haría historia como la parlamentaria más joven.

Pero sin duda es el movimiento de nombrar conselleira a María José Gómez el que más se parece a un triple salto mortal, por todo lo que agitará el organigrama lucense. Lo primero y más evidente en el Concello de Guntín, donde habrá que nombrar nuevo alcalde.

Pero por su condición de senadora, la nueva conselleira también tendrá que renunciar a la Cámara Alta. Su primer suplente en la lista en 2023 era José Manuel Balseiro Orol. El mariñano tiene acta en el Parlamento gallego y es suya la decisión de aceptar o no el cambio al Senado, un hemiciclo que siempre es atractivo para poner el broche a una carrera política.

De ser así, sería la tercera renuncia lucense en O Hórreo, lo que daría paso a la número 11 de la lista, Katherine Katy Varela, portavoz del PP en Monforte y que ya fue parlamentaria en la pasada legislatura durante un tiempo.

En todo caso, el efecto dominó lucense, que a día de hoy parece más que probable, siempre está sometido a variaciones o cambios de última hora propios de la política. Por ejemplo, que Rueda no fuerce a sus conselleiros a renunciar al acta de diputados; que Arias acabe fuera de la delegación; o que Balseiro renuncie al Senado para quedarse en Galicia, ya que en ese caso la suplente número dos a las Cortes sería Cristina Fernández, lo que frustaría el desembarco de Katy Varela en Santiago.

También puede tirar el presidente gallego de algún o alguna lucense más del Parlamento para cargos en la Xunta, lo que movería todavía más la lista, aunque este escenario es poco probable dado que perfiles como Elena Candia, Cristina Sanz o Raquel Arias están llamadas a tener peso, y mucho, en el grupo parlamentario. Los otros dos lucenses que seguirían como diputados son José Manuel Mato y Enrique Barreiro.

Por su parte, Elena Candia mostró este domingo su orgullo porque dos lucenses como Alfonso Villares y María José Gómez formen parte del Gobierno de Alfonso Rueda con "responsabilidades tan importantes como Mar e Medio Rural", lo que refuerza el peso de la política provincial en Santiago. "A traballar por Lugo e por Galicia!", proclamó la dirigente del Partido Popular.

Comentarios