El auge imparable de las viviendas de uso turístico: ya hay 2.873 en Lugo

En la capital funcionan 242, pero la palma se la lleva A Mariña, con Foz y Barreiros como líderes absolutos de la provincia. El fenómeno ha llegado ya a las pequeñas localidades
Turistas en Lugo. SABELA FREIRE
photo_camera Turistas en Lugo. SABELA FREIRE

El mercado de las viviendas de uso turístico sigue creciendo en Lugo y ya hay registradas 2.873 en toda la provincia. Solo en la capital hay registradas en este momento 242, pero A Mariña se ha convertido en el epicentro del fenómeno, con Foz y Barreiros como puntos de referencia por excelencia, ya que en esos municipio funcionan en la actualidad 540 y 436 viviendas de ese tipo, respectivamente.

Pero el fenómeno es global y ese tipo de alojamiento se extiende ya por los municipios más pequeños y que hasta ahora tenían tradicionalmente una oferta turística reducidísima. Dulcinea Aguín, que preside la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia, destaca precisamente ese aspecto y reivindica que ese modelo está permitiendo llevar turistas a zonas a las que antes no llegaban, lo que da una oportunidad para recuperar casas en zonas rurales que estaban condenadas al abandono.

En el 93% de los Ayuntamientos gallegos hay ya alguna vivienda turística, mientras que hoteles y pensiones solo lo hay en el 46% de los municipios, destaca Aguín, que añade que en este momento hay, por ejemplo, dos viviendas de uso turístico en A Fonsagrada, una en A Pastoriza o dos en Baleira. Hay oferta también ya en municipios como Antas de Ulla, As Nogais o Baralla, concello en el que hay abiertas siete casas de ese tipo, remarca.

"¿Quién iba a hacer turismo hace nada a Muras o a O Incio?", se pregunta Aguín, que reivindica que esa opción de sacar un rendimiento a las casas ha permitido restaurar viviendas generalmente muy antiguas, un patrimonio que podría haber acabado perdido por el progresivo abandono de las zonas rurales. Hoy, dice, hay opción de hacer turismo en cualquier lugar de Galicia.

Pero aunque el fenómeno es global, se extiende sobre todo por las zona que tienen ya un tirón turístico más consolidado y la prueba está en A Mariña, donde Xove es el municipio en el que el despegue es más suave. Hay 69 viviendas de uso turístico allí en este momento, mientras que Viveiro suma 370, en Ribadeo se contabilizan 257 y en Burela hay 128.

Los propietarios aprecian más garantías que en el alquiler tradicional

La ocupación está siendo extraordinaria este verano y el arranque de septiembre promete también buenas cifras. Así, en la plataforma para la reserva de casas de la propia asociación sectorial solo se ofrecen ya dos alternativas para la primera semana de septiembre, un piso en Ribadeo y una vivienda en la zona rural de Vilalba.

Pero la demanda no es solo estival. Los puentes son una oportunidad segura para el alquiler, pero también la celebración de eventos suele disparar la reserva de viviendas en Lugo, según constatan reiteradamente los propietarios. 

La demanda es una forma de rentabilizar viviendas que de otra forma estarían vacías y en algunos casos abandonadas, pero en la asociación rechazan que el sistema suponga en este momento una competencia para el alquiler convencional de viviendas. 

No obstante, Dulcinea Aguín aprecia que la nueva ley de vivienda puede provocar que los dueños de viviendas sientan inseguridad jurídica si optan por el alquiler convencional permanente, de modo que pueden preferir dedicar sus casas al uso turístico, que les permite tener más seguridad legal. 

En todo caso, incide en las singularidades de Galicia, sobre todo en lo que respecta a las viviendas rurales, cuya recuperación se ha hecho en muchos casos posible gracias a ese estallido del mercado de las viviendas de uso turístico.

El covid y el calor dan impulso al fenómeno
"La pandemia le dio una oportunidad a Galicia y este año el plus lo pone el calor", sostiene Dulcinea Aguín. La presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Avitur) señala a esos factores como grandes impulsores de nuevas tendencias en el turismo: el interés de muchos por irse a pasar sus vacaciones a lugares alejados, con un clima tolerable y en los que se pueda descansar y disfrutar de actividades al aire libre. 
Comodidad

La presidenta de Avitur señala también como factor clave del despegue de ese modelo el confort que ofrecen esas viviendas, "porque ahí el turista está como en su propia casa". Cree que el interés deriva de que esas casas encajan "con la forma de viajar que tiene ahora la gente" y reivindica la interacción de esos viajeros con la vida de los lugares que eligen para sus vacaciones.

Comentarios