Aparecen tablas con pinchos en puntos de la N-540 en los que suele situarse el coche radar

Un agente descubrió de forma casual varios de estos elementos cuando realizaba un control de velocidad en un tramo de la N-540 a su paso por Portomarín
Una de las tablas con clavos localizada en la N-540
photo_camera Una de las tablas con clavos localizada en la N-540, a su paso por Portomarín. EP

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncia la aparición de tablas con clavos en varios lugares en los que suele estacionar el coche radar de la Guardia Civil de Tráfico para realizar controles de velocidad.

Desde este colectivo apuntan que desde hace algo más de un mes vienen detectando un mayor número de pinchazos en los vehículos destinados a este fin, lo que empezó a levantar sospechas sobre que las averías no fuesen fortuitas.

Este temor se confirmó cuando un agente que realizaba un control rutinario en la N-540, en uno de los tramos que discurren por el municipio de Portomarín, descubrió varias tablas de madera con clavos en el lugar donde estaba situado el coche radar.

Desde la AUGC denuncian la gravedad de este hecho, ya que no solo supone un atentando contra un bien material, sino que también puede derivar en un accidente, "si una de esas ruedas llega a reventar cuando el vehículo está en marcha, o en caso de que por la zona pase un peatón o un ciclista y pise o caiga sobre uno de estos elementos".

La AUGC también denuncia que este tipo de prácticas no solo la han detectado en esta zona de la N-540, "sino que también hay constancia de que en el polígono de Rábade también se han tirado clavos en lugares en donde suelen estacionar los coches radar".

Por este motivo, piden a la Dirección General de la Guardia Civil que investigue estas prácticas, con el fin de identificar y poder investigar a los responsables de las mismas.

Comentarios