martes. 03.08.2021 |
El tiempo
martes. 03.08.2021
El tiempo

La apertura de fronteras da vida a la provincia

Ribadeo se llenó de gente este domingo. CARLOS CASTRO (Europa Press)
Ribadeo se llenó de gente este domingo. CARLOS CASTRO (Europa Press)
La alcaldesa destaca "su innegable impacto" pero sostiene que "tienen todo a su disposición"

La apertura de fronteras en determinadas zonas de la provincia limítrofes con Asturias y también con León tuvo efectos prácticamente inmediatos. En la jornada de este domingo ni asturianos ni leoneses perdieron el tiempo y la presencia de asturianos se dejó notar tanto en A Mariña, de forma muy especial en Ribadeo, como en A Fonsagrada, mientras que en A Montaña volvieron a ver a sus vecinos leoneses con los que llevaban meses sin poder reunirse.

Las expectativas despertadas en Ribadeo con la reapertura de fronteras con Asturias eran grandes y todavía siguen siéndolo. Los hosteleros y comerciantes lamentaban el domingo un pequeño patinazo de los hombres del tiempo: "En todos os sitios anunciaron moi mal tempo e resulta que estivo unha mañá moi boa e iso quitounos xente", indica el empresario Juan Edrosa, que lamentaba esta circunstancia porque aseguraba que, aún así, "a verdade é que notamos bastante que había xente de Asturias. Foi algo case inmediato".

La frontera con Ribadeo fue una de las más vigiladas en el cierre perimetral por la gran cantidad de gente que la cruza a diario

La percepción de Juan Edrosa, dueño de los establecimientos de hostelería del Náutico ribadense no estaba desencaminada. En Ribadeo el comercio abre siempre los domingos por la mañana y este domingo las calles se llenaron de gente para hacer algunas compras y a la hora de comer los restaurantes se encontraron de nuevo con una clientela más numerosa de lo habitual. Notaron enseguida que eran asturianos.

Desde la Asociación de Comerciantes destacaron que esta situación se iba a dar y Juan Edrosa indicaba que "notamos enseguida que tíñamos máis xente. A verdade é que durante as fins de semana xa víñamos tendo máis xente, pero onte notouse aínda máis"

 Ahora espera que esto no sea algo pasajero porque dice que "o que fai falta en Ribadeo é que a xente de Asturias siga vindo tapmén pola semana, porque é cando tamén fan gasto no comercio".

A FONSAGRADA. En A Fonsagrada no se hizo esperar la llegada de los vecinos asturianos. La apertura de las fronteras con la comunidad llenó los restaurantes, casi como un domingo antes de la pandemia. "Veu xente que estaba rabiando por vir", comenta José Lombardero, del Restaurante Cantábrico. "Volveuse oír falar asturiano, que nesta casa xa se botaba de menos", añade el propietario del mítico negocio.

El reencuentro fue emocionante dada la estrecha relación con la comunidad asturiana en esta zona, y después de tantos meses de separación. "Notouse moito a apertura", comentó el regidor municipal, Carlos López.

A MONTAÑA. También en distintas localidades de A Montaña los restaurantes que estaban abiertos recibieron de nuevo a sus vecinos leoneses.

LOS LUCENSES. La apertura de fronteras también tuvo el efecto contrario. Muchos lucenses de concellos limítrofes volvieron a acercarse al Bierzo, Los Oscos o a localidades como Castropol o Tapia en Asturias, muy frecuentadas por ellos habitualmente.

Animadas ferias del domingo en el lado luso de la Raia
Quienes también estaban esperando como agua de mayo la apertura de fronteras eran los hosteleros y comerciantes que tienen sus establecimientos a uno y otro lado de la Raia. Localidades como Tui, Valença o Áncora recuperaron este domingo parte de su actividad, que estuvo paralizada en los últimos meses.

Tránsito
Fueron muchos los gallegos que cruzaron ayer la frontera para asistir a las tradicionales ferias del país vecino. Los vehículos pudieron circular por los puentes internacionales sin restricciones. Portugal ya había abierto sus fronteras el pasado día 2, pero esa medida no fue efectiva porque en Galicia se mantuvo el cierre perimetral otra semana más.

Economía
El cierre de fronteras supuso un duro revés económico para los empresarios de uno y otro lado de la Raia, pero tal vez fue más acentuado en Valença que en Tui, debido a la avalancha de gallegos que se solía producir cuando se celebraban las tradicionales ferias.

La apertura de fronteras da vida a la provincia
Comentarios