Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

La altica aparece en un año de poca sequía en O Saviñao

Algunos de los árboles afectados por la altica en O Saviñao. TOÑO PARGA
Algunos de los árboles afectados por la altica en O Saviñao. TOÑO PARGA

Varios robles cercanos a la zona de Currelos están afectados

No está siendo un año de importante actividad de la altica. Sin embargo, este insecto coleóptero ha hecho acto de presencia en varias zonas de O Saviñao, a pesar de que su actuación suele ser más agresiva en temporadas de mucha sequía.

El año pasado, la ausencia de lluvias provocó que en Monforte, Pantón o Sober la altica fuese una inquilina habitual de los robles. En estas localidades apenas se ha dejado ver en el ejercicio actual. "Actúa por ciclos explosivos. Un ano pode haber moita e ao seguinte, nada", considera el biólogo Guillermo Díaz Aira. En su opinión, la aparición de altica en una zona tan concreta de O Saviñao (entre el paso del río Sardiñeira y Currelos) puede deberse "ao ciclo biolóxico do propio insecto".

Para Antonio Rigueiro, especialista de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), una de las causas de la acción de la altica en un año poco propicio para ella podría hallarse "en un microclima favorable". Según destaca el experto, el insecto "se adapta mejor a zonas con un clima más mediterráneo. En Ourense hay bastantes ataques pese a que tuvimos una primavera lluviosa".

Para Rigueiro, el cambio climátrico puede jugar otro papel a tener en cuenta. "Esta y otras plagas están en proceso de adaptarse", comenta.

La altica es un insecto que afecta a las hojas de los árboles. No los mata, pero sí los hace más débiles. Su crecimiento merma y las hojas adquieren un color amarillento. En el caso de O Saviñao, el tostado de los robles afectados por la altica contrasta con el verde de algunos de sus vecinos que no han recibido la plaga.

PARA COMBATIRLO. En temporadas de riesgo alto o de mucha presencia de altica, la Xunta de Galicia promueve campañas con insecticidas. Una segunda vía, según los expertos consultados por este diario en otras ocasiones, sería emplear un segundo organismo para atacar al coleóptero, aunque es una alternativa mucho más compleja.

"Los árboles afectados suelen recuperarse", avanza Antonio Rigueiro, quien afirma también que "es difícil tanto precisar como predecir la actividad de la altica". El peligro de la altica viene durante la hibernación, al caer las hojas de los árboles. Si el invierno es cálido y seco, el insecto se hace más fuerte y la población aumenta.
 

La altica aparece en un año de poca sequía en O Saviñao
Comentarios