sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

Álex provoca derrumbes, inundaciones y cortes de carreteras por árboles caídos

Árbol caído en Monterroso. EP
Árbol caído en Monterroso. EP
Las fuertes rachas de viento, que llegaron a los 135 km/h, destrozaron el campamento en Alcoa. La alerta naranja por fuerte oleaje se mantiene en la costa y se prevén nevadas en zonas altas

Álex, la primera gran borrasca de este otoño, activó este viernes las alertas en el interior y en el litoral de la provincia. El temporal marítimo obligó a mantener la flota artesanal amarrada en puerto, al registrarse olas de cinco a seis metros. En las zonas altas, la bajada de temperaturas provocó que la intensa lluvia cayese en algunos momentos en forma de nieve, que cuajó en los puntos más altos.

Entre las incidencias registradas, el mayor susto se lo llevaron los trabajadores de Alcoa que hacían guardia a las puertas de la factoría y que vieron con impotencia como el viento destrozaba su campamento.

Toldo desmontado por el temporal a la entrada de la fábrica de Alcoa. EPLa comarca de A Mariña fue la zona de la provincia que se vio más afectada por la lluvia y el viento. En Abadín se registraron 50,1 litros de agua por metro cuadrado; en la estación de Santa Cruz de O Valadouro, 30,4 litros; 23,6 en la de Monte Castelo de Burela, y 17,9 en el Penedo do Galo de Viveiro. En este punto se alcanzó una racha de viento de 132,2 kilómetros por hora, aunque el récord se situó en Muras con rachas de 135,3, según Meteogalicia.

Lo más destacable en tierra fue la caída de un muro en A Viela (Foz) y las cuantiosas precipitaciones motivaron un nuevo colapso de la depuradora de Burela, que desbordó y llenó la zona portuaria de aguas residuales.

Muro derribado por el temporal en Foz. AMATambién se acumuló agua en el patio del colegio de San Miguel de Reinante, en Barreiros, y el viento hizo que quedasen sueltos cables de teléfono y alumbrado en la zona de la playa y en la bajada hacia San Miguel. Los bomberos tuvieron que acudir a retirar unas chapas que cubrían el exterior de la chimenea de una vivienda situada en la zona de la playa de Altar, debido a su peligrosidad.

En Ourol faltó la luz entre cinco y diez minutos en la noche del jueves debido a la tormenta y en Mondoñedo se rompió el cristal de una farola, que cayó en la acera en la Avenida de Buenos Aires.

El aguacero también fue el desencadenante de dos accidentes de tráfico, aunque sin daños personales. Una conductora chocó con su vehículo contra un poste telefónico en Nois (Foz) y hubo una salida de vía cerca de la rotonda de la antigua carretera de Ribadeo a Vegadeo.

CAÍDA DE ÁRBOLES. En otros puntos de la provincia, los efectivos de emergencia se vieron obligados a retirar varios árboles caídos a consecuencia del fuerte viento, que tuvo su pico más fuerte en la madrugada del jueves al viernes.

Es el caso de Becerreá, donde cayeron tres árboles—dos en las carreteras de la Diputación que unen O Cereixal con Louxas y O Cereixal con Baleira, y otro en una pista municipal en Herbón— o en la comarca de Terra Chá.

En Xermade, Protección Civil retiró varios troncos en la vía provincial que va de Lousada a Vilalba y en la capital chairega se pudo ver algún árbol tirado a primera hora de este viernes, como en el transitado camino de A Picha.

El viento tiró un árbol en el camino de A Picha, en Vilalba. EPEl Ges de Monterroso también tuvo que efectuar cinco salidas nocturnas y una por la mañana para retirar troncos que impedía la circulación en carreteras de los municipios de Portomarín, Monterroso y Palas de Rei, entre ellas la N-540 y la N-640.

Álex también trajo precipitaciones en forma de nieve, pero solo en puntos altos de Pedrafita, aunque no llegó a cuajar. En esta localidad se registraron cortes de luz intermitentes, pero de corta duración.

La borrasca apenas causó incidentes en la Ribeira Sacra, más allá de la caída de algunas ramas sobre las carreteras y que estas se llenasen de hojarasca, como en O Courel.

Durante la mañana y la tarde de este viernes se sucedieron los chubascos y, pese a que la lluvia cayó de forma intensa a intervalos, no lo hizo de forma agresiva.
 

Carretera cortada por la nevada en Ourense
El acceso a Fonte da Cova, en el municipio ourensán de Carballeda de Valdeorras, amaneció este viernes cubierto por la nieve. Además, la carretera OU-122 tuvo que ser cortada a mediodía entre los kilómetros 22 y 26 al decretarse el nivel negro.

Nieve en Os Ancares. EPPrevisión
El mal tiempo continúa en la jornada de este sábado, con chubascos y vientos moderados en general y fuertes en el litoral. En la costa lucense, habrá alerta naranja por olas de cinco a seis metros por la mañana y amarilla, con oleaje de tres a cuatro metros, por la tarde.

Álex provoca derrumbes, inundaciones y cortes de carreteras por...
Comentarios