Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

"Sentín ruído como dun avión e logo tremeu todo"

Luis Ángel Fontao, Isabel Gay y David Rodríguez, vecinos de la zona que comentan el terremoto de Taboada.
Luis Ángel Fontao, Isabel Gay y David Rodríguez, vecinos de la zona que comentan el terremoto de Taboada.

El terremoto despertó a muchos vecinos de Taboada, pero no hay constancia de desperfectos ►Los testigos afirman que los temblores duraron solo segundos, aunque fueron intensos

La Praza de Riazón, en pleno casco urbano de Taboada, estaba el martes por la mañana tranquila después de que el terremoto la hiciese temblar la madrugada anterior. Sin embargo, en este centro neurálgico, escenario de múltiples actividades y festejos, no había otro tema de conversación que lo ocurrido horas antes.

"Na miña casa somos cinco e espertamos tres: a miña filla, o meu xenro e eu", afirmó José Fortes, uno de los muchos vecinos que se despertaron por culpa de la actividad sísmica. Sobre las dos y media de la madrugada sintieron un ruido muy fuerte seguido de temblores. "Penso que chegou desde o norte e moveuse cara ao sur, ata Chantada. Quedei esperto ata as catro, porque pensaba que habería réplica", señaló Fortes.

David Rodríguez, taxista de profesión, fue capaz de concretar la hora exacta a la que se produjo. "Eran as 2.28 horas. Primeiro sentín os cans do meu veciño ladrar coma tolos. Pararon e ao pouco escoitei un ruído moi forte, coma dun avión. Logo comezou a tremer todo", describió.

Ambos dijeron que el temblor duró poco, apenas unos segundos. En cambio, Mónica Vázquez, propietaria de una carnicería en la zona, aseguró que el seísmo "alongouse polo menos dous minutos e foi o suficientemente forte e ruidoso como para espertar a moita xente". Tras el terremoto, comprobó que "a metade das luces das casas próximas estaban prendidas e os cans estaban moi nerviosos".

Como el taxista David Rodríguez, Luis Ángel Fontao escuchó primero un ruido que iba poco a poco elevando su intensidad. "Era coma un camión que baixa cada vez máis rápido. Cando o ruído chegou á altura da miña casa notei un forte golpe e logo foise cara a abaixo", comentó este hostelero, que cree que el terremoto pudo romper uno de los muebles de su casa, aunque no supo precisar cuál. "Oín unha especie de crack", dijo.

Fue lo único parecido a un desperfecto anunciado por alguno de los vecinos consultados tras una madrugada de ruido, temblores y desvelos. Tampoco en el Ayuntamiento tenían constancia al cierre de esta edición de que el terremoto hubiera provocado daños materiales importantes.

Por fortuna, todo parece haber quedado en un susto. "Espertei porque se movía unha ventá aberta e a miña cama, pero só foi durante uns segundos. Logo volvín quedar durmida", indicó Isabel Gay.

Fuera del casco urbano de Taboda y en dirección a Chantada, en el alto de San Roque, uno de los mayores sobresaltos fue para José Carlos Figueroa, empleado en una explotación ganadera. "Foi algo incrible. Ao principio pensei que soñaba, pero tiña os ollos abertos, A miña cama movíase", aseveró.

En Chantada, el terremoto también se notó. "Cando espertei pensei que pasara algo no garaxe da miña casa. Non foi ata a mañá cando souben que houbera un terremoto", relató Antía Vázquez.

El GES de Monterroso recibió instantes después del temblor la llamada de decenas de vecinos de la zona para interesarse por lo sucedido. "Nalgún caso puntual sabemos de xente que chegou a saír das súas casas asustada, pero en ningún caso foi requirida a nosa presenza, o que constata a falta de incidencias", señalaron.

"Sentín ruído como dun avión e logo tremeu todo"
Comentarios