Vecinos de Portomarín protestan por la turbidez del agua de la traída

Una veintena de personas acudió a la plaza de la localidad con garrafas y pancartas por una situación que, aseguran, es "recurrente"
Un momento de la concentración de esta mañana en Portomarín. EP
photo_camera Un momento de la concentración de esta mañana en Portomarín. EP

Una veintena de vecinos de Portomarín protestaron en la mañana de este miércoles por la turbidez que presenta el agua que les llega a través de la traída, una situación que aseguran que es "recurrente" y que en esta última ocasión se prolonga desde hace alrededor de una semana, cuando comenzaron las tormentas.

Con garrafas llenas de agua turbia procedente del abastecimiento y pancartas, los afectados se plantaron en la plaza de la localidad, donde además mantuvieron una reunión con el alcalde, Pablo Rivas.

Esta problemática, que afecta principalmente al núcleo de Portomarín, impide realizar tareas básicas como cocinar, poner la lavadora o asearse, y mucho menos sirve para el consumo humano. Así, los propios vecinos tienen que emplear agua comprada, ir a por ella a la fuente o, en algunos casos, extraerla de pozos particulares. Con todo, los establecimientos de hostelería y peluquerías son los que sufren la peor parte, toda vez que "Portomarín está cheo de peregrinos e visitantes durante estes días".

Comentarios