Miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo
Miércoles. 13.12.2017
El tiempo

Una vecina de O Corgo, finalista en el galardón a mejor docente de España

Camino Pereiro, con algunos de sus alumnos del Ceip de Monfero. EP
Camino Pereiro, con algunos de sus alumnos del Ceip de Monfero. EP

Camino Pereiro fue escogida entre 400 aspirantes y es la única maestra gallega que opta a este premio

"La docencia siempre ha sido mi pasión y esta nominación supone un reconocimiento a mi trayectoria y a la de mi colegio. Me siento muy agradecida", señala Camino Pereiro, vecina de O Corgo y profesora de primaria en un colegio en Monfero (A Coruña), que ha sido escogida como finalista en los premios Educa Abanca a Mejor Docente de España. Pereiro es la única gallega, entre otros nueve aspirantes, que opta a esta distinción en la categoría de Primaria. Más de 400 docentes de toda España aspiraban a este galardón, que se encuentra ya en su recta final.

Los vencedores se conocerán el 10 de enero y Pereiro espera "con ilusión" a que llegue este día. "Los padres de mis alumnos fueron los que me votaron y para mi fue una gran sorpresa cuando me anunciaron que era una de las finalistas. Estoy verdaderamente abrumada", relata la mujer, quien remarca que aunque imparte clases en un centro coruñés tiene fuertes lazos con Lugo. "Vivo en la parroquia corguesa de Paradela desde hace casi dos décadas y amo esta provincia", explica Pereiro, que, además, estudió magisterio en el campus lucense de la USC y dio clase en el Ceip Rosalía de Castro de Bóveda.

UN SUEÑO CUMPLIDO. Esta vecina de O Corgo relata que ha querido ser maestra desde siempre. "Esta profesión ha sido mi vocación desde la infancia. Recuerdo que cuando era niña las clases me parecían bastante monótonas y soñaba que cuando fuese mayor cambiaría las aulas meramente didácticas por clases en la que los niños y niñas construyan y se lo pasen bien al tiempo que aprenden. Y aquí estoy, cumpliendo mis metas", resalta entusiasmada.

La mujer señala que lo fundamental para ser un buen docente es crear un vínculo con los pupilos y hacerles creer en sí mismos. "Un profesor tiene que ser fundamentalmente un guía en el mundo de la enseñanza. Debemos escuchar y ser cómplices de nuestros alumnos y no solo meros transmisores de información. Los pequeños tienen que experimentar y llegar a crear por sí mismos para poder adquirir conocimientos", precisa la docente.

Una vecina de O Corgo, finalista en el galardón a mejor docente de...