El sabor de las recetas familiares desde el polígono de Rábade

Paz y Ana es una casa de comidas tradicional en el polígono industrial de Rábade, que ofrece caldo, cocido o anguilas fritas que hacen las delicias del personal
Personal del restaurante Paz y Ana. JOSÉ ÁNGEL
photo_camera Personal del restaurante Paz y Ana. JOSÉ ÁNGEL

El restaurante Paz y Ana, situado junto a la fábrica de Finsa, a la salida de Rábade pero ya en el municipio de Begonte, destaca por sus platos de sabores auténticos y logrados que definen la cocina casera. Son ya más de cuatro décadas de sabiduría en los fogones tras la apertura del establecimiento en 1981 por Manuel Lombao y Pepita Gómez, a los que sustituyeron sus hijas Marta y Raquel, actuales propietarias de un negocio muy frecuentado por el vecindario, por camioneros y la gente que trabaja en el entorno del polígono industrial de Rábade.

Ese amor por la cocina de toda la vida se refleja en algunas de las recetas más populares del local, como los mejillones a la vinagreta, las almejas a la marinera, el cordero al horno, unas jugosas chuletitas de cordero o el cocido, que es uno de los más demandados y no solo se hace en invierno, sino a lo largo del año. En temporada también preparan platos de caza.

Esta casa de comidas está muy enfocada hacia el menú del día, que cuesta 13 euros e incluye siete u ocho primeros y otros tantos segundos, postre y café de pota. Es una carta hablada, recitada por la camarera, que entre los entrantes acostumbra a ofrecer distintas preparaciones de mejillones, ya sea en salsa, con limón o la citada receta a la vinagreta.

El caldo gallego, con un toque de unto ligero y no invasivo, es una obra de arte y comparte protagonismo con otros platos de cuchara como la sopa de pescado o de fideos, las lentejas o la fabada. Los platos de cuchara suelen servirse en cazuela de barro. Entre los segundos no faltan clásicos como la carne asada, el pollo al ajillo, la costilla de cerdo, el raxo, cortado en finas láminas, o algún pescado del día.

El menú de fin de semana cuesta 15 euros y se sirve los viernes por la noche y los sábados a mediodía, ya que el establecimiento cierra los domingos. Entre las propuestas son habituales algunos de los platos de la carta como las almejas a la marinera, los langostinos al whisky, las zamburiñas o las gambas al ajillo, como primeros y las anguilas fritas, el rape en salsa marinera o cordero al horno como segundos.

Las tartas de café, piña, de la abuela o los flanes y natillas caseras forman parte de la cuidada oferta de los postres caseros.

De interés:

Dirección

Uriz, sin número, en Begonte. Junto a la nave de Finsa, a la salida de Rábade.
Teléfono 982.39.05.04.

Precio medio

Menú del día a 13 euros y de fin de semana a 15 euros.

Estilo de cocina

Tradicional.