Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

¿Quién puede cazar en Vilaxuste?

Un cazador con su perro. AEP (ARCHIVO)
Un cazador con su perro. AEP (ARCHIVO)

El uso cinegético de los terrenos de la comunidad de montes de esa parroquia de Portomarín enfrenta a su directiva y al tecor  

Los derechos cinegéticos de los terrenos del monte vecinal en mano común de Vilaxuste, en Portomarín, está generando una gran polémica en la zona cuando acaba de arrancar la temporada de caza. La directiva de los comuneros, entidad dueña del monte, y el tecor Monte Pena Maior, que desde hace años desempeña allí esta actividad, se cruzan denuncias para disputarse quién puede cazar en la zona. Los primeros aseguran que otorgaron los derechos a una nueva empresa y el tecor afirma que siguen siendo suyos. Entonces, ¿quién puede cazar en las más de 700 hectáreas del monte de Vilaxuste?

Por el momento el conflicto se traduce en que cada vez que cazadores van al monte, ciertos vecinos avisan a la Guardia Civil.

ORIGEN. Por un lado, desde la directiva en mano común aseguran que la problemática se remonta al año 2015, cuando en una asamblea acordaron rescindir el contrato con el tecor "ante as queixas de varios veciños pola xestión que estaban levando, facendo incluso subcesións e deixando sen cazar a xente da zona", asegura Marcos Sánchez, secretario de los comuneros. Precisa que enviaron un burofax a la asociación para que presentase un nuevo contrato, "cousa que nunca fixeron".

Durante este tiempo la tensión ha ido en aumento, pues los cazadores del tecor seguían desempeñando su actividad en Vilaxuste. Por este motivo, este mismo verano la asamblea vecinal acordó no renovarles licencia y sacar un nuevo concurso para la cesión de los terrenos, que fue transferida a la empresa ourensana Tecsagés.

Para disuadir a los miembros del tecor de acudir al monte de Vilaxuste, desde la entidad vecinal se procedió a instalar carteles de "prohibido cazar" amparándose en el artículo 17 de la Lei 13/2013 de caza de Galicia. "Segundo di, os donos dos terreos privados poden prohibir a actividade cinexética mentras se tramitan os expedientes de segregación", remarca Sánchez. Sin embargo, al arrancar la temporada los cazadores volvieron a acudir a la zona, lo que causó malestar entre los comuneros que denunciaron "a presenza ilegal" en su monte y fue precisa, según señalan, la intervención de agentes de la Benemérita. Ante esta confrontación la nueva empresa concesionaria de la licencia prefirió mantenerse al margen y esperar a una resolución antes de hacer valer sus derechos.

RÉPLICA. Desde el tecor aseguran que mientras no haya una resolución firme por parte de la administración competente los derechos cinegéticos siguen siendo suyos y defienden la legalidad de seguir cazando en el entorno, afirmación que ha refrendado la Consellería de Medio Rural. "A cesión dos terreos aínda está vixente co tecor Monte Pena Maior. A segregación dos terreos aínda non é efectiva e os cazadores do tecor poden seguir desempeñando a súa actividade en Vilaxuste", aseguran desde la Administración autonómica.

Desde el tecor denuncian, además, la colocación de esos carteles "ilegais" prohibiendo cazar y han sido respaldados por Medio Ambiente, que inició diligencias. "Advertiuse á comunidade para que retire os carteis que non foron autorizados", dicen ambas partes. De no acatar esta orden, podrían enfrentarse a una sanción.

Los comuneros defienden su postura y no descartan llevar a los tribunales a Medio Ambiente "polos danos e prexuízos que nos causou a súa deixadez". Mientras, los miembros del tecor avanzan que seguirán cazando en la zona. Por lo que se augura una temporada de caza convulsa en Vilaxuste.

¿Quién puede cazar en Vilaxuste?
Comentarios