miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

La obra de la N-540 en Guntín no evita quejas sobre el estado de otros tramos

undefined
Isabel Rodríguez (segunda por la izquierda), este martes junto a otros representantes políticos en la zona de obras en Guntín. VICTORIA RODRÍGUEZ
El buen tiempo hizo que los trabajos en la travesía avanzasen mucho más rápido de lo previsto

Las obras de rehabilitación estructural del firme que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) está ejecutando en la N-540, a su paso por el casco urbano de Guntín, podrían estar finalizadas ya la próxima semana, según avanzó este martes la jefa de la unidad provincial de Carreteras, Beatriz González, en una visita que realizó ayer a la zona. En su intervención, destacó que esta actuación supone una respuesta a una vieja demanda tanto de los vecinos como de los usuarios, quienes, no obstante, continúan quejándose del mal estado que presentan otros tramos de esta vía que comunica Lugo con Ourense.

Beatriz González, que, entre otros, estuvo acompañada por la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez y la concejala Verónica Vilela, destacó la rapidez con la que se ejecutaron unos trabajos que, previsiblemente, estarán ya finalizados la próxima semana, "cuando el plazo inicialmente previsto de la obra, que se inició hace siete días, era de un mes".

Por su parte, Isabel Rodríguez destacó la importancia de esta actuación "para solucionar o problema de tráfico ocasionado polo mal estado do firme da travesía de Guntín" y puso en valor los 85 millones de euros que el Gobierno de España lleva invertido en la red de carreteras de la provincia.

Esta actuación, que se lleva a cabo entre los kilómetros 17,260 al 18.420 de la N-540 ha supuesto una inversión de 208.000 euros. En representación del gobierno municipal, la concejala Verónica Vilela incidió en los beneficios de esta mejora para usuarios y vecinos, aunque pidió al Ministerio que estudie nuevas obras hasta el kilómetro 16, ya que es un tramo "cuxo firme empeza a estar moi deteriorado". Y es que aunque la travesía de Guntín era uno de los tramos que exigía una actuación más urgente debido al pésimo estado del firme, los baches existentes en la N-540 se suceden a lo largo de prácticamente todo su recorrido hasta llegar al límite provincial con Ourense.

De momento, El Mitma no prevé actuaciones tan profundas como la llevada a cabo en Guntín, aunque anuncia acciones puntuales en las zonas más deterioradas. Precisamente, este continuo reasfaltado también causa quejas de los usuarios, tanto por los distintos tipos de firme que existen en pocos metros, como por la práctica ausencia de marcas viales, lo que hace especialmente difícil la conducción nocturna o en condiciones climatológicas adversas.

La obra de la N-540 en Guntín no evita quejas sobre el estado de...
Comentarios