sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

Finaliza la retirada de explosivos que transportaba el camión siniestrado en Portomarín

Los explosivos que transportaba el camión siniestrado. EUROPA PRESS
Los explosivos que transportaba el camión siniestrado. EUROPA PRESS

El vehículo cayó de un puente y el copiloto falleció en el acto. El chófer, evacuado al Hula, recibió el alta al mediodía

La salida de vía de un camión cargado con varias toneladas de explosivos, registrada este jueves en el término municipal de Portomarín, se saldó con el fallecimiento de Marcial Blanco da Mata, vecino de Ferreira de Pantón de 42 años de edad, en ese momento copiloto en el vehículo conducido por Francisco C. G., de 41 años y vecino de A Coruña, que sobrevivió al siniestro y fue dado de alta durante el mediodía de este miércoles tras ser examinado en el Hula.

Según los datos facilitados por el 112 Galicia, el accidente ocurrió unos minutos antes de las 9.00 horas en la carretera LU-633, que va de Portomarín a Palas de Rei, y a menos de un kilómetro de la villa portomarinense. El camión, que según indicó la Guardia Civil iba cargado con varias toneladas de goma 2 y otros explosivos usados para la construcción de obra civil, que transportaba para la realización de las obras de la autovía en Palas, se salió de la vía en el viaducto situado en el punto kilométrico 74,300. Desde allí se precipitó unos 15 metros. El impacto provocó que el copiloto muriese en el acto, aunque el conductor logró salvarse.

RETIRADA DE EXPLOSIVOS. Además de la gravedad del siniestro, la peligrosidad de la mercancía transportada obligó a activar, por parte el 112 Galicia, el plan Transgal (Plan especial de Protección Civil frente a emergencias por accidentes en el transporte de mercancías peligrosas), que movilizó un amplio operativo integrado por efectivos de la Guardia Civil, GES de Monterroso, bomberos de Chantada, 061 y Protección Civil.

Para retirar la carga explosiva, que quedó esparcida en la zona, fue necesaria la intervención del Tedax (Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, que durante horas acometió esa tarea, que obligó a cortar la vía durante toda la jornada y que solo terminó a las 21.00 horas. A medianoche el operativo quedó desactivado. La localización de un arma de fuego, que los ocupantes portaban tal y como marca el protocolo en este tipo de transporte, fue otra de las tareas acometidas por el operativo.

La naturaleza del material transportado por el camión causó un gran nerviosismo entre los vecinos del municipio. Su salida de la vía fue presenciada por otros dos conductores. Ambos socorrieron a la persona que sobrevivió al accidente, a quien ayudaron a subir a la vía. Aunque podía caminar, su estado de shock se agravó al conocer que su compañero había fallecido. Hasta la zona se desplazó una ambulancia de soporte vital avanzado y otra de soporte vital básico, un helicóptero medicalizado y personal sanitario del centro de salud de Portomarín, que asistieron al superviviente y lo trasladaron al Hula, donde permaneció varias horas en Urxencias hasta ser dado de alta cerca de las 15.00 horas.

El alcalde de Portomarín, Juan Serrano, fue uno de los primeros en llegar a la zona y comprobar que los explosivos se hallaban esparcidos en la misma, tras lo que coordinó al personal que trabajaba en el mantenimiento de la carretera para que cortase la vía al tráfico, tarea que fue asumida por la Guardia Civil a su llegada, que estableció el perímetro de seguridad necesario en estos casos para garantizar la seguridad de la población. Al no haber viviendas en las proximidades del siniestro no fue necesario realizar el desalojo que marca el protocolo ante la proximidad de explosivos.

Para liberar a la víctima mortal del accidente fue necesaria la intervención del Grupo de Emerxencias Supramunicipal de Monterroso, en colaboración con los bomberos de Chantada, que permanecieron durante todo el día en la zona para prestar su apoyo.

La retirada del material explosivo comenzó al mediodía. Coordinada por el grupo especializado de la Benemérita, en ella participó la empresa coruñesa que transportaba el material, Lomar Seguridad S. A., que acercó varios camiones a la zona para continuar su traslado una vez recuperado por los equipos de seguridad. Esta tarea se prolongó durante horas debido a las condiciones de seguridad necesarias para manipular los explosivos. A la zona también se desplazaron dos grúas para colaborar con las tareas y retirar el camión de la zona, lo que finalmente requirió la intervención de una tercera.

La Guardia Civil de Lugo, por su parte, ha abierto una investigación en relación a las circunstancias de este accidente de tráfico y si hubo exceso de velocidad.

TRÁGICO DESENLACE. El fallecido, Marcial Blanco da Mata, era un hijo de emigrantes en Londres de 42 años que con 16 regresó al municipio donde tenía sus raíces, Pantón, aunque desde hace varios años residía en Lugo. Trabajó para la Xunta como transportista y ahora lo hacía para la empresa Lomar Seguridad. Le gustaba la naturaleza y estaba vinculado a las rutas en bici. Deja con su muerte a un hijo de 20 años, a su pareja y al resto de familiares y amigos por los que era muy querido.

Finaliza la retirada de explosivos que transportaba el camión...