martes. 07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo

Motín en el Santo Anxo de Rábade ante su cierre de puertas

Un policía delante del centro. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un policía delante del centro. VICTORIA RODRÍGUEZ
Tres menores se fugan y dos resultan heridos tras romper puertas y ventanas. La Xunta sondea si las familias pueden acogerles 14 días

La medida de la Xunta de Galicia de cerrar los centros de menores en régimen de internamiento provocó un motín en el Santo Anxo de Rábade que se saldó con tres menores fugados y dos levemente heridos tras un estado de ansiedad generalizada que les llevó a romper puertas y ventanas tras saber, a las 14.30 horas, que no tenían permiso para abandonar el lugar.

La reacción de los internos hizo que el personal del centro solicitase ayuda de la Guardia Civil, que envió tres patrullas a las instalaciones. También acudieron dispositivos de la Policía Nacional y del 061, ya que dos de los menores requirieron asistencia sanitaria tras herirse en su intento de destrozar el mobiliario, según fuentes cercanas a este centro de menores. El portalón de la entrada, la verja del recinto, varias ventanas y también muebles de su interior, fueron algunos de los elementos destrozados en ese momento de ansiedad generalizada.

La reacción fue tan descontrolada que la Consellería de Política Social decidió cambiar las propias indicaciones que había propuesto en un inicio tras ser conocedora de la situación, y actualmente la dirección está sondeando con cada familia de los menores la posibilidad de acogerlos durante los 14 días en los que se extienden las medidas aprobadas por la Xunta para contener la expansión del coronavirus.

Los menores entraron en un estado de ansiedad generalizado al verse restringido su permiso habitual de fin de semana

Cerca de cinco menores de los más de veinte internos en el centro no disponen, sin embargo, de un entorno familiar de acogida durante este tiempo, y tendrán que quedarse en las instalaciones acatando las primeras medidas anunciadas por la Xunta.

"Non se poderían dar dous permisos durante dúas fines de semana distintas, por iso, se saen agora, tería que ser para estar coas súas familias en todo este tempo. A medida pretendía restrinxir os movementos, seguindo as recomendacións sanitarias", comentaron desde la Consellería de Política Social. También hicieron un llamamiento a la "calma" ante la dificultad de esta situación "totalmente nova".

Al parecer, aunque las medidas de la Xunta fueron aprobadas el jueves por la noche, este viernes por la mañana todavía dos internos recibían el permiso habitual del fin de semana.

Los demás ya no lo recibieron conforme avanzaba la mañana, y tres de ellos se fugaron ante la posibilidad de ver restringidos sus movimientos, según confirmaron desde Política Social. "Non entenderon ben a medida, pero esperamos que a situación se solucione pronto", comentan. La seguridad del centro fue, por el momento, reforzada con dos nuevos guardias de seguridad, además de los dos que habitualmente custodian las instalaciones del centro, situado en la localidad de Rábade.

Los altercados son, por otra parte, relativamente habituales en este centro de menores, al igual que las fugas, algunas de ellas masivas y aprovechando los permisos del fin de semana.

Por otro lado, el personal del centro lleva años denunciando la falta de recursos ante Política Social para atender a menores con dificultades de comportamiento y psiquiátricas complejas. La consellería, por su parte, resalta que el centro es una institución abierta y que sobre los menores no recaen medidas legales.

Motín en el Santo Anxo de Rábade ante su cierre de puertas
Comentarios